Ciudad de México. México tiene un potencial de un 70% en su territorio para uso de energía solar, cuyo aprovechamiento generaría ahorros para el gobierno en el suministro de electricidad, mostró  un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El director general adjunto del Imco, Manuel Molano, explicó que en la actualidad se puede producir energía solar en el país con un costo menor que otras fuentes energéticas.

"El potencial es brutal (...) y en México lo que un usuario promedio paga en su recibo de luz no refleja el verdadero costo de la electricidad", indicó el experto en rueda de prensa para presentar el estudio.

"Con la tecnología actual, es posible producir esta energía a un costo menor y de forma sustentable", agregó Molano.

De acuerdo con la investigación, el subsidio que otorgó el gobierno a las tarifas eléctricas ascendió a más de 1,35 billones de pesos (unos US$67.500 millones) entre 2004 y 2014, un monto que habría sido suficiente para instalar paneles solares en todos los hogares del país.

En México, el 10% de la energía que se consume es renovable, un 0,2% es solar y un 0,003% es fotovoltaica, indicó Molano.

En México, el 10% de la energía que se consume es renovable, un 0,2% es solar y un 0,003% es fotovoltaica, indicó Molano.

El estudio incluye un plan piloto de energía solar para la ciudad de Mexicali, en la frontera norte de México y colindante con el estado de California (Estados Unidos), un sitio en el cual los subsidios residenciales para la energía eléctrica se encuentran entre los más altos del país.

Mexicali cuenta con tres tipos de consumidores, catalogados como nivel bajo, medio y alto, y los ahorros para el gobierno si se instalaran paneles solares oscilarían entre los 1.110 pesos (unos US$57,5) y los 100.000 pesos (US$5.181) al año por cada hogar, dijo Javier Gala, un investigador independiente, que participó en el estudio.

El Imco indicó que las familias y el gobierno saldrían beneficiados con el uso de energía solar, ya que los hogares se protegen contra cualquier aumento en el precio de la electricidad, mientras que el subsidio de las autoridades se convertiría en inversión dirigida a la población de menores ingresos.

El estudio del Imco se publicó en momentos en que la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), junto a Petróleos Mexicanos (Pemex), enfrentan una pesada deuda debido a compromisos financieros adquiridos en el pasado.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que asumió el pasado 1 de diciembre, está buscando vías para aminorar la carga de deuda de las estatales.