Tokio.- El removido presidente de Nissan Motor Co Ltd, Carlos Ghosn, declaró que era inocente el martes en su primera aparición pública desde su arresto en noviembre y dijo a un tribunal de Tokio que fue acusado injustamente de mala conducta financiera.

“He sido acusado injustamente y detenido injustamente por acusaciones sin fundamento “, dijo a la Corte de Distrito de Tokio, según una declaración preparada que fue obtenida por Reuters.

“Contrariamente a las acusaciones hechas por los fiscales, nunca recibí ninguna compensación de Nissan que no haya sido revelada, ni he firmado algún contrato vinculante con Nissan para que se me pague una cantidad fija que no fue revelada”, agregó.

Ghosn, acreditado por haber rescatado a Nissan de una bancarrota casi inminente hace dos décadas, parecía más delgado que antes de su arresto cuando ingresó a un tribunal con esposas y una cuerda alrededor de su cintura. Llevaba un traje sin corbata, y su cabello oscuro mostraba raíces grises.

El juez presidente Yuichi Tada leyó en voz alta los cargos y dijo que Ghosn estaba detenido debido al riesgo de fuga y la posibilidad de que pudiera ocultar pruebas.

La audiencia, solicitada por sus abogados, se llevó a cabo para explicar las razones de su detención prolongada desde su arresto el 19 de noviembre.

El juez presidente Yuichi Tada leyó en voz alta los cargos y dijo que Ghosn estaba detenido debido al riesgo de fuga y la posibilidad de que pudiera ocultar pruebas.

Ghosn ha sido acusado formalmente de no informar todos sus ingresos. El ejecutivo de 64 años también fue arrestado, pero aún no ha sido acusado, por acusaciones de violación de confianza agravada por traspasar pérdidas de inversión personal por valor de 1.850 millones de yenes (US$17 millones) a la automotriz.