Lima.- La pesca para el consumo humano directo será uno de los primeros sectores en reactivarse luego que pase la crisis sanitaria por el coronavirus, proyectó el presidente de la Comisión Interamericana del Atún, Alfonso Miranda.

“Se espera que se dinamice luego de pasada la cuarentena porque continuó operando a pesar de contar con menos trabajadores y el desplazamiento limitado”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Explicó que la industria pesquera para consumo humano no se detuvo y que la demanda local por sus productos está al alza. 

“Si bien no operamos al 100% de nuestra capacidad, multiplicamos esfuerzos para  atender la demanda interna y abastecer a los mercados”, comentó. 

Miranda explicó que en esta coyuntura la pesca trabaja cerca del 50% de su capacidad instalada, mientras que en una situación normal sería al 80%.

En ello también influyó que algunos muelles se hayan cerrado por cuestiones sanitarias, con el fin de proteger a los pescadores y a los consumidores. “Confío en que el sector pesquero será muy dinámico en los próximos meses”. 

Sin despidos. Resaltó que en esta industria no hubo ningún trabajador despedido. “Lo que se observó es la  imposibilidad de trabajar, en algunos casos, por las restricciones en la movilización de personas y, en otros, por el miedo de las personas a contraer el covid-19 en su centro de labores”. 

Enfatizó que tanto empresarios como trabajadores del sector hacen el máximo esfuerzo para evitar el desabastecimiento.  

“En el caso de las conservas de pescado, no hay ninguna explicación para observar un alza de precios ni desabastecimiento porque la producción es sostenida”, resaltó. 

Sin embargo, recomendó a la población no comprar más de lo que necesita. 

Miranda destacó el liderazgo del presidente de la República, Martín Vizcarra, para guiar al país en esta crisis sanitaria sin precedentes. 

“Siempre esperamos un buen manejo de los grandes temas nacionales y él lo hace frente al covid-19. Nos gustaría que también lo hiciera para combatir el hambre y la desnutrición”, enfatizó. 

Para el líder gremial, la posición del presidente es vital para sobrellevar esta crisis, lo cual tiene un gran mérito.

Perspectiva. Al referirse a las proyecciones de comienzos de año sobre el desempeño de esta industria, Miranda dijo que podrían verse afectadas. 

“Todo dependerá de la evolución del sector en los próximos meses. Es obvio que en marzo y abril habrá una caída, pero es muy temprano para decir si al cierre del 2020 se registrará otra caída en la industria”. 

Sostuvo que si hay un buen año para la captura de especies para el consumo humano directo, podría crecer igual que el año pasado.