Monterrey.- La inversión que realizan las empresas en México podría dar señales positivas en los próximos meses, auxiliada por un descenso en la tasa clave de interés que alentaría a la parte interna de la economía, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar.

Al participar en el vigésimo sexto Congreso del Comercio Exterior Mexicano en la ciudad de Monterrey, capital del estado de Nuevo León (norte), el dirigente empresarial dijo que "el gran faltante" en la demanda agregada en este año es el gasto en la inversión.

"Es precisamente la inversión la que nos debe de preocupar y ocupar", indicó el dirigente del CCE durante su discurso.

De acuerdo con información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Inversión Fija Bruta cayó un 8,8% en junio a tasa interanual, con lo cual acumuló cinco meses consecutivos en zona de contracción.

La inversión, un indicador del gasto que realizan las empresas en maquinaria, equipo y en el sector de la construcción, muestra un descenso del 4,1% en el primer semestre del año, en comparación con el mismo lapso del año pasado.

Salazar dijo que la decisión del central Banco de México (Banxico) en agosto de reducir la tasa clave de interés por vez primera en poco más de cinco años puede ser el inicio de un ciclo de bajas, que a la larga estimulará a la inversión empresarial.

"Yo supondría que podríamos tener tasas reales mucho mejores para el inversionista, para que nuestros proyectos, nuestras tasas de retorno en la decisiones de inversión que tengamos que tomar, pues tengan un comportamiento más posible", indicó.

"De alguna manera eso comenzará a estimular también a la variable de la inversión", agregó el líder del principal organismo empresarial del país.

Banxico redujo el costo del crédito a un 8 por ciento desde el 8,25%, aunque varios economistas coinciden en que pueden venir más descensos en los últimos meses del año, con la economía local mostrando un débil comportamiento.

Salazar dijo que entre otros pendientes que existen en el país, se encuentra el estímulo a los proyectos de infraestructura.

"Si este país no invierte fuertemente en la creación de infraestructura, no podremos cambiar el futuro de México", dijo el dirigente en el evento organizado por el privado Consejo Mexicano de Comercio Exterior.

"Necesitamos en México todos unirnos y exigir a nuestras autoridades municipales, estatales y obviamente federales que el gasto público lleve cada vez más un mayor contenido de inversión", agregó.

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, puede crecer entre un 0,2 y un 0,7% en 2019, de acuerdo con las previsiones más recientes de Banxico. En 2018 el Producto Interno Bruto de México creció un 2%.