Lima.- A fin de consolidar la exportación del pisco, licor bandera del Perú, que cerró el 2019 con un crecimiento de 18% respecto al año previo, se debe revalorizar las técnicas tradicionales de su elaboración, señaló la Asociación de Exportadores (Adex).

En 2019 la exportación de pisco sumó más de US$6.853 millones y el destino más importante fue Estados Unidos (US$3.161 millones), seguido de España, Países Bajos, Francia, Ecuador, Colombia y Australia, entre otros.

“Se debe promover su identidad y desarrollar un concepto propio basado en la tradición de su proceso productivo, buscando revalorar las técnicas ancestrales”, subrayó la vicepresidenta del Comité de Pisco de la Asociación de Exportadores (ADEX), Carmen Robatty de Moquillaza.

“Los pisqueros de larga data guardaron esta tradición y nos la transmitieron, por lo que las leyes y normas deben direccionarse a incentivar su comercialización y consumo”, agregó. 

Asimismo, indicó que la labor de destacar la identidad y cultura de los productos peruanos es responsabilidad conjunta del sector público y privado.

En ese sentido, la empresaria y otras empresarias del rubro, presentó la iniciativa ‘Pisco Tradicional, que busca transmitir las técnicas ancestrales en la elaboración de la bebida bandera. 

Experiencia mexicana. Justamente, en el marco del Cluster Vitivinícola de Ica, un grupo de empresarios pisqueros, entre ellos Rosa Grados (Pisco Cholo Matías), Cecilia González (Pisco Tres Generaciones), Rosario Elías (Pisco Elías) Carmen Robatty de Moquillaza (Pisco Don Reynaldo y Pisco Etelvina) y Víctor Santhome (Pisco Bellavista), trajeron al presidente del Consejo Regulador del Mezcal (México), Hipócrates Nolasco Cancino.

El especialista compartió su experiencia en la promoción de esta bebida mexicana, cuyos envíos pasaron de 200.000 litros anuales el 2011 a nueve millones el 2019.

El mezcal es un destilado de agave (género de plantas) de fabricación artesanal, cuyo crecimiento es abundante en México.

Hace una década era un licor poco conocido fuera de sus límites, pero poco a poco esto cambio. Ya tiene denominación de origen (ciertos estados mexicanos, que van desde Oaxaca hasta Tamaulipas).

“Lo que aprendimos es que se debe promover identidad y cultura, desarrollar un concepto propio basado en la tradición del proceso productivo. El pisco tiene mucha historia y es eso precisamente lo que se debe expresar, enseñar la destilación en palcas, la fermentación en botijas, por ejemplo”, señaló Nolasco Cancino.

Consideró fundamental diferenciar un producto cuya elaboración respete las técnicas y procedimientos ancestrales y comentó que estos deben tener mayor valor en el mercado, pues expresan la identidad de una nación.

En el caso del mezcal, comentó que la producción de esta bebida se dividió en tres modalidades: industrial, artesanal y ancestral, siendo esta última la de mayor valor en cuanto a precio y calidad.

“En la elaboración artesanal no se usan herramientas mecanizadas, todo se realiza con las manos. Su destilación se hace con leña y en alambiques de olla de barro, en la molienda y fermentación se usan materiales de la región e incluso en lugar de tuberías se utiliza una planta llamada carrizo”, puntualizó Nolasco Cancino.