Río de Janeiro. Sin la participación de Petrobras, la primera ronda de ofertas permanentes de las áreas petroleras de Brasil terminó con 33 bloques, de un total de 273 ofrecidos este martes.

Exxon Mobil, destacado en las últimas subastas en Brasil, esta vez lideró tres bloques en asociación con Enauta y Murphy Oil, en la cuenca Sergipe-Alagoas.

El gigante petrolero de EE.UU., que mantendrá el 50% de los bloques costa afuera 505, 575 y 637, tomó las concesiones junto con sus socios con un bono de 7,8 millones de reales (US$1,9 millones).

La inversión prevista en los bloques, en la que Enauta tendrá el 30% y el estadounidense Murphy Oil el 20%, se fijó en 96,9 millones de reales (US$23,6 millones), según la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), que celebró la subasta.

“La entrada de Exxon fue una sorpresa positiva en Sergipe-Alagoas, demostrando que tenemos potencial para tener una nueva provincia relevante en el país en los próximos años”, dijo el director general de ANP, Décio Oddone.

La bonificación exploratoria total del evento fue de 15,3 millones de reales (US$3,73 millones), registrando una prima de alrededor del 61,5%, según la ANP. Las inversiones esperadas en estos bloques son de 309,7 millones de reales (US$75,5 millones).

Eneva resultó ganadora en seis áreas de la cuenca de Parnaíba, donde ya opera.

Para ANP, la primera subasta de la oferta permanente consolida un nuevo modelo de licitación, que ofrece, en todo momento, una cartera de bloques y áreas con acumulaciones marginales para exploración y producción de petróleo y gas natural.

Por lo tanto, las empresas, especialmente aquellas que aún no están en Brasil, tienen la oportunidad de estudiar estas áreas sin las limitaciones de tiempo que proporcionan las rondas tradicionales, dijo la agencia en un comunicado.

"Esto muestra que tenemos mucho potencial más allá de Petrobras. Es importante para Brasil, pero no es único, y no confiamos únicamente en ella para desarrollar el sector petrolero", dijo el secretario interino de Petróleo y Gas, Renata Isfer, comentando la participación de empresas como Exxon.

La bonificación exploratoria total del evento fue de 15,3 millones de reales (US$3,73 millones), registrando una prima de alrededor del 61,5%, según la ANP.

Las inversiones esperadas en estos bloques son de 309,7 millones de reales (US$75,5 millones).

La ronda también ofreció 14 áreas en acumulaciones marginales (pequeñas), 12 de las cuales fueron compradas.

Las acumulaciones marginales arrojaron una bonificación de casi 7 millones, cotizando a una prima promedio de 2221,78%.

La inversión mínima prevista para estas áreas es de 10,5 millones de reales (US$2,56 millones), según la ANP.