Río de Janeiro. La multinacional automovilística Fiat Chrysler anunció este miércoles que invertirá 8.500 millones de reales (unos US$2.125 millones) hasta 2024 en su fábrica de Betim, región metropolitana de Belo Horizonte (sureste), la mayor planta en Brasil.

Según informó Fiat Chrysler, la inversión se destinará a modernizar la línea de montaje, la cual comenzará a producir motores que sustituirán a los actuales 1,8, 2,0 y 2,3 de sus vehículos deportivos utilitarios (SUV) y furgonetas. 

La inversión contempla también la construcción de una nueva fábrica valorada en unos 500 millones de reales (unos US$125 millones), para la producción de motores, que además de ser exportados, equiparán los modelos Fiat y Jeep que se producen en otras fábricas de Brasil. 

La montadora aseguró que la inversión generará 9.000 empleos en el estado de Minas Gerais (sureste), de los cuales 1.200 se ubicarán en la nueva fábrica. 

Con la inversión anunciada este miércoles, Fiat Chrysler destinará 16.000 millones de reales (unos US$4.000 millones) a Brasil de 2018 a 2024.

 

Antes, la empresa anunció una inversión de 7.500 millones de reales (unos US$1.875 millones) para su fábrica en Goiana, estado de Pernambuco (noreste), lo cual generará 9.000 empleos directos. 

La nueva fábrica en Betim es una necesidad para Fiat Chrysler, al necesitar motores más eficientes para equipar sus vehículos y atender las demandas más severas de los programas de control de emisiones. 

El presidente mundial del grupo automovilístico, Mike Manley, afirmó que la inversión es una prueba de la apuesta de Fiat Chrysler en la retoma del mercado brasileño, y que se eligió a Brasil como sede de la nueva fábrica por la capacidad de atender a toda la cadena de fabricación en la región. 

"Pese a que Brasil ha pasado por una recesión profunda, hay señales de recuperación. Si miramos las habilidades que existen aquí en comparación con otros lugares, el equipo local se mostró muy capacitado", dijo Manley. 

Según el ejecutivo, unos 400.000 motores fabricados en Brasil serán enviados a otros países hasta el año 2022.