El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) adjudicó el viernes pasado al consorcio liderado por Senermex Ingeniería y Sistemas (junto con Key Capital, como socio financiero, Daniferrotools y Geotecnia y Supervisión Técnica) el contrato para realizar la ingeniería básica del Tren Maya por un monto de 298,9 millones de pesos (US$15,3 millones), más IVA (que fue el menor monto entregado de las ocho propuestas participantes).

Además del equipo técnico del fondo, un grupo de especialistas de la UNAM y el IPN validará toda la información que entregue el grupo ganador, previo a los trabajos de construcción.

El objeto de la ingeniería básica es realizar los estudios que servirán de base para la realización de los proyectos ejecutivos de las obras del Tren Maya.

Senermex (filial del grupo español Sener, fundado en 1956) elaboró entre el 2013 y el 2014 diversos estudios relacionados con el Tren Interurbano México-Toluca (uno de ellos se relaciona con la topografía, mecánica de suelos y análisis jurídico, financiero, electromecánicos y elección de material rodante), por el que recibió 489,9 millones de pesos (US$25,2 millones).

Sobre la última licitación que ganó la empresa en la nueva administración federal, el gerente de Proyectos de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), Marcelo Pérez, dijo que observó un estándar de calidad importante en la forma en que se evaluaron las ofertas desde los puntos de vista jurídico, económico y técnico.

Dicho tren, que debió estar terminado en el 2017, presenta sobrecostos y aún no acaba su construcción. Entre los argumentos de lo anterior está la falta de planeación.

Sin embargo, el titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, consideró que Senermex cuenta con gran prestigio internacional y que los problemas en el tren de Toluca son estrictamente de construcción.

Como una previsión legal, dijo que se revisó si la firma tenía alguna observación al respecto en la Secretaría de la Función Pública (SFP), lo cual resultó negativo.

“Era totalmente factible su participación en la licitación. Nos da tranquilidad que tiene gran experiencia internacional. También se amplió de 10 a 20 años la experiencia solicitada a los concursantes”, detalló Pons.

Senermex participó en el NAIM. El año pasado, a Senermex también se le adjudicó directamente en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) un contrato por 145,8 millones de pesos (US$7,5 millones) para brindar el servicio de apoyo tecnológico para el inicio de la explotación comercial Tren México-Toluca.

Además, en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto esa consultoría y su matriz ganaron la licitación para realizar el plan maestro de servicios del hoy cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). El monto del contrato fue de 24,9 millones de pesos (US$1,2 millones).

Otro contrato del 2018 que obtuvo fue Banobras como agente administrador supervisor del tramo carretero Atlacomulco-Maravatío, que vence en el 2031 y significó 116,9 millones de pesos (US$6 millones).

Sobre la última licitación que ganó la empresa en la nueva administración federal, el gerente de Proyectos de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), Marcelo Pérez, dijo que observó un estándar de calidad importante en la forma en que se evaluaron las ofertas desde los puntos de vista jurídico, económico y técnico.

“Entendemos que, bajo ese estricto análisis, Fonatur ha logrado obtener las mejores condiciones en términos de trazo y oportunidad. Además, de apoyar los criterios de competencia y transparencia, como lo hemos visto en la oportunidad de acompañar la licitación”, agregó.