Fitch Ratings, la calificadora de riesgo, afirmó las calificaciones de largo y corto plazo de Ecopetrol en AAA con perspectiva estable y en F1+, respectivamente.

La calificación de AAA es la más alta en la escala nacional. Asimismo, F1 indica la más alta capacidad de pago oportuno de los compromisos financieros, esta calificación —explica Fitch— es asignada al más bajo riesgo de incumplimiento en relación a otros en el mismo país. Cuando el perfil de liquidez es particularmente fuerte, se añade un “+” como en el caso de Ecopetrol.

Fitch también ratificó las calificaciones de la emisión de bonos por US$ 256,581 millones (1 billón pesos colombianos) en AAA y la de la emisión de bonos y papeles comerciales por US$ 769,743 millones (3 billones de pesos colombianos) también en AAA y F1.

Para la calificación, se tuvo en cuenta el vínculo fuerte con el perfil crediticio “de la República de Colombia, que posee actualmente 88,5% de la empresa”; también los incentivos del Gobierno para darle soporte a la compañía en caso de dificultad financiera, teniendo en cuenta la importancia estratégica que esta tiene para el país.

Otro factor relevante es el perfil financiero sólido de Ecopetrol. “El apalancamiento bruto calculado por Fitch incrementó a 2,9x en 2020 desde aproximadamente 1,2x al cierre de 2019. Fitch espera que el apalancamiento desconsolidado, el cual no incluye la deuda de ISA, pero incorpora la deuda incremental a nivel de Ecopetrol para financiar la adquisición, estará por debajo de 2,5x durante el horizonte de calificación”.

El perfil de apalancamiento estable se respalda en los precios del petróleo Brent y el perfil financiero por indicadores de cobertura sólidos. “Fitch espera que la cobertura de intereses de Ecopetrol medida por el Ebitda a los gastos por intereses promedie aproximadamente 6,5x durante los próximos tres años”, agrega la calificadora.

La adquisición del 51,4% de ISA es neutral para la calificación, porque, de acuerdo con Fitch Ratings, la mayor parte del Ebitda de la empresa se genera a partir de su negocio de energía. “Actualmente, no se espera que la adquisición de ISA afecte las métricas de apalancamiento en el horizonte calificado”, dice el comunicado.

La calificadora indica que, después de los recortes de producción del 4% en 2020 y la reducción de las reservas un 6% como resultado de los menores precios internacionales de los hidrocarburos; se espera que las métricas operativas de Ecopetrol se recuperen hacia adelante a niveles en línea con los reportados en 2019.

Fitch asume una producción total de hidrocarburos de 680.000 barriles de petróleo por día en 2021, antes de comenzar a recuperar niveles históricos durante los próximos tres años.

“El apalancamiento de Ecopetrol, medido como deuda total a reservas probadas, mejoró a US$ 7,5 por barriles de petróleo equivalente (bpe) al cierre de 2020 desde US$ 10 por bpe en 2016 debido a la disminución de la deuda. El precio del petróleo crudo implícito de Ecopetrol antes de impuesto, calculado por Fitch, el cual se ha mantenido relativamente estable durante los últimos tres años en aproximadamente US$38″, dice el comunicado.