Sao Paulo. La agencia de calificación crediticia Fitch mantuvo la calificación de la minera brasileña Vale en "BBB-" pero eliminó la nota negativa, lo que indica una perspectiva estable para la compañía, según un comunicado publicado este lunes.

"Estas acciones de calificación reflejan una menor incertidumbre y una mejor visibilidad de las multas, los costos de remediación y las obligaciones financieras relacionadas con el desastre de la represa de relaves de la compañía en la mina Brumadinho ocurrido el 25 de enero de 2019", dijo Fitch.

La capacidad de pago de la deuda de la compañía sigue siendo extremadamente "fuerte", dijo.

La agencia señaló que se espera que Vale termine el año con un EBITDA ajustado de aproximadamente $18.000 millones (US$4.414 millones) -excluyendo las provisiones relacionadas con Brumadinho-, y menos de $5.000 millones (US$1.200 millones) de deuda neta, suponiendo que los precios del mineral de hierro sean de alrededor de $90 (US$22) por tonelada.

"Vale estará entre los dos mayores productores de mineral de hierro durante 2019 a pesar de perder 50 millones de toneladas de producción", dijo Fitch, señalando los bajos costos de producción y mineral de alta calidad de la compañía.

A fines de enero, poco después del desastre que dejó confirmados unos 250 muertos, Fitch recortó la calificación de Vale y puso la nota en negativa.

La semana pasada, otra agencia de calificación, Moody's, cambió la perspectiva de la calificación de Vale de negativa a estable, manteniendo la calificación 'Ba1', citando una mayor visibilidad de los costos y pasivos financieros de la compañía minera.