Bogotá. La formalización del trabajo de decenas de miles de mineros en Colombia le podría aportar al Producto Interno Bruto (PIB) un 0,4% adicional al año, equivalente a unos US$1.300 millones, dijo este jueves la ministra de Minas y Energía.

La minería en el país sudamericano, rico en carbón, oro, esmeraldas y otros minerales, abarca desde proyectos ambiciosos de gran escala realizados por multinacionales hasta la extracción ilegal con mercurio que realizan bandas de delincuentes.

La minería informal o de subsistencia es común y el objetivo de los esfuerzos del gobierno es la formalización que permita ampliar la protección laboral, salvaguardar el medio ambiente y recaudar más impuestos y regalías.

"Esperamos que con el nuevo modelo podamos generar 300.000 millones de pesos (US$93.4 millones) en regalías por año, 450.000 millones de pesos (US$140 millones) adicionales en impuestos, formalizar los 27.000 mineros que hoy están en la informalidad y la creación de 11.000 empleos nuevos", dijo la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez en un evento en Bogotá.

Si bien los esfuerzos de formalización están obteniendo resultados, las licencias ambientales para los mineros informales siguen siendo un obstáculo, dijo en el mismo evento Silvana Habib, presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM).

El resto de la eventual ganancia anual de 4,2 billones de pesos provendría de las ganancias y salarios generados por las operaciones mineras recién formalizadas, según la cartera de Minas y Energía.

Los proyectos en Colombia recibirán unos 18 billones de pesos (US$5.634 millones) en nuevas inversiones en los próximos años, sostuvo la funcionaria.

Si bien los esfuerzos de formalización están obteniendo resultados, las licencias ambientales para los mineros informales siguen siendo un obstáculo, dijo en el mismo evento Silvana Habib, presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM). El organismo está trabajando con las autoridades locales para acelerar el proceso.

Las multinacionales con la intención de buscar reservas minerales en gran parte del país aún sin explorar han luchado para poner en marcha proyectos en medio de una serie de problemas legales, ambientales, de seguridad y de relaciones con las comunidades en los últimos años.