Buenos Aires. Argentina se está consolidado como el principal exportador de franquicias de la región, al sumar 180 marcas nacionales que exportan sus modelos de negocios a 62 países, según datos de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF).

"Nuestro país se ha consolidado como el principal exportador de franquicias de la región y el Estado, consciente de la competitividad e impacto estratégico de este sector sobre la economía, está acompañando fuertemente el desarrollo internacional del sistema", afirmó la presidente de la AAMF, Susana Perrotta.

La entidad estima que unas 180 marcas argentinas exportan franquicias a 62 países diferentes, donde se encuentran más de 1.750 puntos de ventas.

Así, en la última década se concretaron expansiones impensadas hasta hace no mucho tiempo atrás. El desembarco de El Noble en China o de Café Martínez en Dubai, pero el mayor posicionamiento se advierte en Latinoamérica, sobre todo en los vecinos Chile, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

"Hoy el 92% de las franquicias presentes en el país son de origen nacional", afirmó la presidenta de la AAMF, quien detalló que el sistema del franchising se popularizó tras la masiva llegada de franquicias extranjeras.

Los rubros indumentaria y gastronomía son los primeros posicionados como franquicias exportadoras. Se trata de una salida que está no sólo reservada para grandes marcas que tienen capacidad financiera y logística, sino también para aquellas más pequeñas pero con posibilidades de innovación para ofrecer un producto distinto en el mercado.

Superan las 1.000 marcas. Más de 1.000 marcas comercializan franquicias en la economía argentina a través de unos 37.000 puntos de venta, y representan el 22% de las ventas minoristas a nivel nacional, destacó Perrotta.

En ocasión de la presentación de la edición 2019 de la Expo Franquicias Argentina, que se realizará del 28 al 30 de agosto en La Rural de Palermo, la directiva aseguró que el sistema del franchising se consolidó "como uno de los sectores más importantes de la economía, y un espacio en el cual obtener alternativas de inversión de bajo riesgo".

Perrotta explicó que las franquicias generan cuatro veces más personal que la industria automotriz, y que durante 2018 movilizaron US$12.500 millones con índices en alza que permiten estimar una participación del 2,35% en el Producto Bruto Interno (PBI).

La magnitud del fenómeno de las franquicias, con cifras actualizadas a 2019, reflejan que más de 1.000 marcas participan del sistema a través de unos 37.000 puntos de venta, lo que les permite representar un 22% de las ventas internas minoristas a nivel nacional.

"Hoy el 92% de las franquicias presentes en el país son de origen nacional", afirmó la presidenta de la AAMF, quien detalló que el sistema del franchising se popularizó tras la masiva llegada de franquicias extranjeras.

Incluso en los momentos de contracción de la economía, en los cuáles numerosas franquicias extranjeras se retiraron de nuestro país, el sistema "logró mantener su tendencia de crecimiento y permitió a muchas empresas expandir sus marcas e incrementar sus negocios", remarcó la titular de la AAMF.