Washington. General Motors Co dijo este viernes que está comenzando a enviar avisos formales a las agencias gubernamentales de Estados Unidos sobre sus planes de cerrar plantas automotrices y recortar miles de empleos, a medida que reduce la producción de vehículos de pasajeros en Norteamérica.

El mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos dijo que 2.800 trabajadores estadounidenses activos por hora que cumplen labores en cuatro plantas del país que finalizarán su producción el próximo año podrán optar a nuevos empleos en otras plantas.

GM dijo que actualmente tiene 2.700 puestos vacantes en siete plantas en Indiana, Ohio, Kentucky, Michigan, Tennessee y Texas.

La automotriz también explicó que más de 1.100 empleados estadounidenses en plantas que están reduciendo su producción ya se han ofrecido como voluntarios para ser trasladados a otras plantas de GM en el país, mientras que 1.200 son elegibles para jubilar.

Con tasas de deserción normales, un portavoz de GM dijo que la compañía confía en que todos los trabajadores por hora que se vean afectados serán elegibles para otro trabajo si están dispuestos a trasladarse a otra planta.

Los avisos formales de despido y cierres de planta comenzarán a llegar a las agencias gubernamentales este viernes y continuarán hasta 2019, dijo la empresa.

GM dijo que muchos empleados asalariados de plantas que están disminuyendo su producción "tendrán oportunidades en otras instalaciones" la empresa.

Los avisos formales de despido y cierres de planta comenzarán a llegar a las agencias gubernamentales este viernes y continuarán hasta 2019, dijo la empresa.

La presidenta y CEO de GM, Mary Barra, quien fue criticada por legisladores por la forma en que el fabricante de automóviles ha revelado en el pasado recortes de empleos, dijo en un comunicado que el "foco de la automotriz sigue siendo brindar opciones de transición a los empleados interesados, incluidas oportunidades laborales en otras plantas de GM".

GM dijo en noviembre que cerrará cinco plantas de ensamblaje en América del Norte el próximo año y que eliminará hasta 15.000 empleos. La empresa está terminando la producción de media docena de autos, citando la lenta venta de vehículos sedanes como una de las razones de la necesidad de reestructurarse.