Washington.- General Motors Co dijo este miércoles que llamó a revisión 3,46 millones de camionetas y vehículos todoterreno en Estados Unidos para abordar un problema en la bomba de vacío que podría dificultar el frenado y que ha sido vinculado con 113 accidentes y 13 heridos.

El llamado a revisión cubre los vehículos fabricados entre 2014 y 2018 de modelos como el Cadillac Escalade, Chevrolet Silverado, Chevrolet Tahoe, GMC Sierra, Chevrolet Suburban y GMC Yukon.

A fines de junio, GM llamó a revisión 310.000 vehículos en Canadá por el mismo problema. La automotriz no explicó de inmediato por qué la medida tomada en Canadá ocurrió más de dos meses antes de la que dictaminó para Estados Unidos.

El llamado a revisión se produjo porque el nivel de vacío creado por la bomba puede disminuir con el tiempo, dijo GM (GM.N) a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA, por sus siglas en inglés) en documentos publicados el miércoles.

La NHTSA abrió una investigación preliminar sobre el tema en noviembre pasado y dijo que tenía informes de nueve accidentes relacionados y dos heridos.