Buenos Aires. Frigoríficos y el Gobierno argentino alcanzaron un principio de acuerdo para abrir parcialmente las exportaciones de carne bovina, que permanecen cerradas desde mayo para evitar alzas en los precios domésticos, dijo este miércoles una fuente del sector.

Argentina, el quinto exportador mundial de carne de res, cerró a fin de mayo por 30 días las exportaciones para intentar frenar un alza desmesurada en los precios locales. Desde entonces la industria exportadora negocia la reapertura con las autoridades.

"Hay un principio de acuerdo en el monto a exportar. Se están discutiendo todos los demás detalles", dijo a Reuters una fuente de la industria exportadora de carnes.

El periódico local La Nación había informado el martes que el Gobierno de centroizquierda propuso a los frigoríficos exportar durante junio y julio el 50% del volumen habitual, que era visto "favorablemente", según fuentes del sector.

En el caso de cuotas acordadas con la Unión Europea (UE) y Estados Unidos y de los embarques de carne kosher a Israel, la apertura sería total.

"Eso es lo que dijo el Estado que quiere. Ahí, si afloja o no, se verá", dijo otra fuente de la industria de la carne. Reuters intentó comunicarse con representantes del Gobierno argentino, pero no ha obtenido respuestas.

Según los últimos datos oficiales, Argentina exportó en abril 69.514 toneladas de carne bovina.

En el primer cuatrimestre, los embarques del alimento sumaron 278.593 toneladas, el 28,8% del total producido. De ese volumen, el 76,6% tuvo como destino a China, mientras que Israel, la UE y Estados Unidos concentraron el 6,2%, 5,8% y 2,1%, respectivamente.

El martes, una fuente del Gobierno anticipó a Reuters que la negociación había avanzado y que era "muy factible que se llegue a un acuerdo". El presidente peronista Alberto Fernández pretende que las empresas desacoplen los precios domésticos de los más elevados valores internacionales.

Fernández apuntó contra la demanda del mercado internacional por las alzas en los precios locales de la carne, que en los últimos doce meses hasta abril subieron entre 60% y 70%, según el ente oficial de estadísticas.

Argentina padece hace años una recesión con alta inflación. Según datos oficiales, el país acumula un alza de precios al consumidor del 17,6% en el primer cuatrimestre del año y del 46,3% en los últimos 12 meses.