La Paz. Una semana después de haber advertido que la estatal Boliviana de Aviación (BoA) enfrenta un “problema estructural”, el presidente Evo Morales anunció este miércoles tres medidas para fortalecer la empresa, entre ellas la inyección de US$17,5 millones para modernizar su flota de aeronaves y el incremento salarial para los pilotos.

El primer decreto establece la transformación del régimen legal de la firma. “Será la primera empresa pública en adoptar la ley de empresas publicas vigente”, anunció el Jefe de Estado.

El segundo dispone un reajuste salarial variable para los pilotos que prestan su servicio en BoA y que beneficiará a este grupo en un promedio de 25%.

“A objeto de resolver problema de disponibilidad de pilotos hemos dispuesto un incremento salarial variable por la cantidad de horas voladas. Se reconocerá el esfuerzo y la capacidad de los pilotos con un incremento de un promedio de 25%”, anunció Morales.

"Después de escuchar tantas demandas y protestas, que entiendo perfectamente, hemos  decidido emitir estos tres decretos para mejorar los vuelos de nuestra empresa Boliviana de Aviación”, insistió Morales.

Dijo que con esta medida se logrará mejorar la competitividad de la empresa y aumentar hasta en un 15% la frecuencia de vuelos locales.

El tercer decreto dispone una inyección de US$17,5 millones a BoA para la modernización de sus aeronaves, recursos con los que se incorporarán dos nuevas de menos de cinco años de uso para la atención de las rutas internacionales a Madrid y Miami.

Esos recursos también serán utilizados para la incorporación de cinco aeronaves de nueva generación para el servicio nacional en reemplazo de las que actualmente prestan servicio en la empresa. La primera de ellas- anunció el Presidente- arribará en octubre de este año.

“Quiero decir a la población, después de escuchar tantas demandas y protestas, que entiendo perfectamente, hemos  decidido emitir estos tres decretos para mejorar los vuelos de nuestra empresa Boliviana de Aviación”, insistió Morales.