Brasilia. El ministro jefe de gabinete de Brasil, Onyx Lorenzoni, anunció este miércoles, al concluir una reunión con el presidente Jair Bolsonaro, una lista de empresas públicas que serán incluidas en el programa de privatizaciones del gobierno hasta fin de este año.

La lista incluye a grandes empresas bajo control del gobierno, como la Compañía Brasileña de Correos y Telégrafos (Correios), el Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Serpro), Telecomunicaciones Brasileñas (Telebras) y la Compañía Portuaría del Estado de Sao Paulo (Codesp).

También están en la lista la Empresa de Tecnología e Información de la Seguridad Social (Dataprev), la Sociedad Gestora de Activos (Emgea), el Centro de Excelencia en Tecnología Electrónica Avanzada (Ceitec), la Compañía de Entrepuestos de Sao Paulo (Ceagesp) y la Agencia Brasileña de Gestión del Fondo de Garantía (ABGF).

En rueda de prensa, Lorenzoni afirmó que la cartera del Programa de Asociaciones de Inversiones (PPI) puede llegar a 2 billones de reales (unos US$500.000 millones), incluyendo la privatización de 11 líneas férreas, 21 puertos y 22 aeropuertos.

El ministro explicó que está prevista la venta de la participación del gobierno en el Banco de Brasil, que excede al control accionario. La intención es vender 20,8 millones de papeles del banco sin perder la condición de controlador.

Sin embargo, la viabilidad del plan dependerá del análisis del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la mayor institución de fomento del país sudamericano.

Dichos estudios indicarán si existen condiciones de mercado para la venta de empresas estatales, además de que pueden recomendar el mantenimiento de la empresa estatal o su extinción.

El ministro explicó que está prevista la venta de la participación del gobierno en el Banco de Brasil, que excede al control accionario.

La intención es vender 20,8 millones de papeles del banco sin perder la condición de controlador, informó el gobierno.

También están en estudio presidios y parques nacionales para su concesión a la iniciativa privada.

El martes, el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, afirmó que por lo menos 17 empresas públicas deben ser privatizadas en los próximos meses.