Ciudad de México. El gobierno de México instaló una mesa de negociación con empresarios para establecer "reglas claras" de inversión en el sector energético, informó este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su habitual rueda de prensa matutina, el mandatario mexicano se refirió a la reunión que sostuvo la tarde del miércoles con líderes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

"Se instaló una mesa con el sector privado para tratar los temas de energía y vamos a trabajar de manera conjunta (...) Lo que estamos haciendo es definiendo reglas, reglas claras: 'Esto se puede, esto no', y en donde se pueda, vamos juntos", dijo.

Desde su campaña política por la presidencia, López Obrador había propuesto revertir algunas partes de la Reforma Energética impulsada por su antecesor Enrique Peña Nieto (2012-2018), la cual permite la participación de la iniciativa privada en varias áreas que estaban reservadas para el Estado.

López Obrador reiteró este jueves que la iniciativa ha fallado en rendir frutos, por ejemplo, en la extracción de crudo en los 107 contratos que fueron licitados por el gobierno anterior para permitir la inversión empresarial.

"Se está definiendo un plan general de participación conjunta en petróleo (...) en petroquímica, en gas y en energía eléctrica", precisó López Obrador.

"Esos contratos se respetan, pero hasta ahora no se produce petróleo con esos contratos", indicó el mandatario.

"Se está definiendo un plan general de participación conjunta en petróleo (...) en petroquímica, en gas y en energía eléctrica", precisó.

En varias ocasiones, el presidente ha calificado a la reforma energética de "una gran mentira", al considerar que ha fallado en elevar la exploración y producción de combustibles. 

La reforma está dirigida a permitir la participación de capital privado, ante la falta de recursos para impulsar proyectos de inversión por parte de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).