Lima. Perú evalúa la redistribución de los ingresos que genera el clave sector minero bajo el marco de un "nuevo modelo" de desarrollo de las zonas donde se explotan estos recursos, dijo este miércoles el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes.

El funcionario afirmó a periodistas que espera tener listo en el primer trimestre del próximo año ese "nuevo modelo" para reducir las brechas sociales de las regiones donde priman las actividades extractivas, foco de conflictos y reclamos de sus pobladores en demanda mayores de beneficios de la minería.

"Hay que ver cómo se puede replantear el aprovechamiento de estos recursos que genera el sector minero, para un efectivo bienestar y desarrollo de la población", aseguró Ísmodes.

El Gobierno distribuyó este año 3.160 millones de soles (US$935 millones) de canon minero, equivalente al 50% del impuesto a la renta que pagan las firmas mineras por la explotación de estos recursos, según el ministerio.

Ísmodes afirmó que ya están trabajando con las autoridades regionales y municipales electas para identificar proyectos de desarrollo enfocados en las poblaciones cercanas a las actividades mineras.

La cifra es mayor en un 70% a la del año pasado y es la más alta en los últimos cuatro años, por una recuperación de los precios de los minerales en el mercado internacional.

Ísmodes afirmó que ya están trabajando con las autoridades regionales y municipales electas -y que asumirán funciones en enero- para identificar proyectos de desarrollo enfocados en las poblaciones cercanas a las actividades mineras.

"La visión es integral, regional", dijo. "Hay zonas que no tienen agua, saneamiento, un nivel de pobreza extrema", acotó.

Protestas de comunidades han frenado varios importantes proyectos mineros en los últimos años en Perú, entre ellos el de cobre Tía María de US$1.400 millones de Southern Copper y el aurífero Conga de unos US$5.000 millones de la estadounidense Newmont Mining.

La minería en Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre, de zinc y plata y el sexto de oro, es crucial porque representa el 60% de las exportaciones del país.