Lima. La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía consideró que el el Ejecutivo no debe claudicar en sus funciones y obligaciones, ante el pedido de los gobernadores de la mancomunidad sur de anular la licencia del proyecto minero Tía María de Southern Copper.

A través de un comunicado, Manuel Fumagalli, presidente del gremio, dijo que la búsqueda del diálogo para solucionar el conflicto social en torno al proyecto minero “Tía María” se debe dar sin condiciones previas.

Enfatizó que es cuestionable la actitud del gobernador regional de Arequipa de condicionar el inicio del diálogo, a la revisión y anulación de la licencia de construcción del proyecto minero, que fue otorgada por parte del Ministerio de Energía y Minas, luego de cumplir con todos los requisitos de ley.

Además, alertó que grupos opositores a la inversión privada no solo están buscando paralizar la construcción de proyectos y operaciones mineras en el sur, sino también de neutralizar el desarrollo de todo el sector minero en Perú.

“Observamos con preocupación que se presione al gobierno central para que desconozca sus propios actos administrativos como condición para dialogar, situación que sería una pésima señal para los inversionistas en circunstancias que el Perú viene sufriendo una desaceleración del crecimiento de su economía”, comentó.

La SNMPE alertó que grupos opositores a la inversión privada no solo están buscando paralizar la construcción de proyectos y operaciones mineras en el sur, sino también de neutralizar el desarrollo de todo el sector minero en Perú.

El presidente de la SNMPE denunció que las carreteras en la región Arequipa, así como las vías del ferrocarril que transporta la producción del corredor minero sur hacia el puerto de Matarani continúan bloqueadas, afectando no solo el proceso de exportación de minerales sino también el desarrollo de otras actividades productivas.

“El bloqueo de las carreteras que ya lleva más de 10 días, también atenta contra el libre tránsito de miles de peruanos que se ven perjudicados y amedrentados por grupos violentistas”, manifestó Fumagalli, al subrayar que en el Perú tiene que prevalecer el Estado de Derecho, las leyes y el principio de autoridad, así como el respeto a los compromisos asumidos.

Estamos perdiendo competitividad y predictibilidad como país, ahuyentando a todo tipo de inversión, no sólo minera, explicó.

“Es importante que el Estado acompañe el desarrollo de la minería moderna, social y ambientalmente responsable que hoy se lleva adelante en el Perú”, enfatizó.