Brasilia.- El nivel de utilización de la capacidad de la industria brasileña se elevó a 78,2% en noviembre de 2019, 0,3 puntos porcentuales más frente a octubre y el nivel más alto desde agosto de 2018, informó la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

De acuerdo con el informe de Indicadores Industriales divulgado por la CNI, la utilización de la capacidad instalada debe cerrar 2019 con un resultado positivo, a pesar del "frustrante" ritmo de crecimiento del sector, especialmente a principios del año pasado.

Según la entidad, las ventas, el empleo y las horas trabajadas en la producción deben haber cerrado el año con pequeñas caídas en comparación con el promedio de 2018.

Se espera que la industria mantenga en este comienzo de 2020 la tendencia de recuperación del segundo semestre.

Los indicadores industriales muestran que, tras cinco máximos consecutivos, la facturación real del sector cayó un 0,6% en noviembre en comparación con octubre, en datos ajustados estacionalmente.

De acuerdo con el informe, la caída está muy por debajo del crecimiento acumulado del 4,3% en los cinco meses anteriores, es decir, no se trata de un retroceso en la recuperación de los últimos meses, sino de una acomodación en el ritmo de crecimiento.

De enero a noviembre la facturación registró una disminución del 0,9%, en comparación con el mismo periodo de 2018.

Las horas trabajadas en la producción en los primeros 11 meses cayeron 0,4% en la misma base de comparación.

El empleo también se mantuvo estable en noviembre en relación con octubre y, en el acumulado enero-noviembre, mostró una caída de 0,3%  en comparación con el mismo periodo de 2018.

La masa salarial real cayó un 0,1% y el ingreso promedio un 0,3% en noviembre en comparación con octubre, en la serie libre de influencias estacionales.

Los dos indicadores son los que registran las mayores retracciones acumuladas en el año: de enero a noviembre de 2019, la masa salarial real se redujo en un 1,5%, y el ingreso promedio de los trabajadores se redujo en un 1,3%.