Ninguna empresa es inmune a una crisis y ninguna organización es 100 % resiliente. Sin embargo, gracias a la actual situación económica global en el escenario de pandemia, hemos aprendido que las empresas con capacidades digitales han sido aquellas que han logrado reaccionar más rápido para poder atender las necesidades de sus clientes y avanzar hacia la nueva realidad.

Las organizaciones que ya iniciaron su proceso de transformación digital están percibiendo los beneficios de poder tomar decisiones más inteligentes. A través de las tecnologías basadas en la nube, cuentan con acceso a herramientas bajo demanda y con capacidades diseñadas de acuerdo con sus necesidades. Gracias a la escalabilidad y velocidad de implementación están generando ahorros de costos, y con herramientas eficientes, ágiles y autosuficientes, sus empleados se mantienen productivos en todas las áreas de la empresa.      

Es por eso que AméricaEconomía −en alianza con Microsoft− ofrecerá a la región un evento de cuatro días enfocado en cómo el análisis de datos puede facilitar la toma de decisiones e impulsar la transformación de los negocios. 

Microsoft ha trabajado con clientes de diferentes rubros: retail, salud, finanzas y gobierno, entre otros cada uno de los cuales enfrenta desafíos específicos y tiene necesidades y objetivos particulares, por lo que cada día de la agenda  −9, 10, 11 y 12 de marzo− estará enfocado en cada uno de esas áreas. 

Para triunfar, las organizaciones necesitan poder conectar digitalmente su negocio: desde sus clientes y empleados hasta sus operaciones y productos. Necesitan soluciones eficaces y conectadas que ofrezcan profundidad y cohesión para transformarse y volverse más resilientes en el ambiente actual. Curiosamente, para muchas empresas, grandes, medianas y pequeñas, el origen de la mayoría de sus obstáculos es también su solución potencial: los datos. 

Los datos se generan a partir de fuentes ilimitadas, de forma constante, a una velocidad que para los próximos años no dejará de aumentar. IDC estima que hacia 2025 los datos del mundo ascenderán a 175 zettabytes, el equivalente a 175 billones de gigabytes, lo que supone incremento del 9% respecto a la predicción del año pasado. En lo referente a la generación de datos, estamos superando incluso nuestras propias expectativas.  

Con tal cantidad de datos, el reto que enfrentan las organizaciones no solo consiste en cómo manejar el volumen, sino también en encontrar formas para tomar mejores decisiones y a tiempo para de generar nuevo valor para los clientes a partir de ellos. Esa es la manera en que las organizaciones se convierten en líderes de la industria.  

Sin embargo, existe un problema: esos datos se quedan atrapados en los sistemas que los generan o ingieren. ¿Cómo podemos liberar a las organizaciones de los silos de datos que las invaden? 

“Los datos, como base para el análisis avanzado y el aprendizaje automático, son uno de los activos más estratégicos que puede tener una empresa. Los avances en la ciencia de datos y los servicios de inteligencia artificial prediseñados colocan ese mundo al alcance de todas las organizaciones del planeta. En Microsoft, hemos hecho de los datos y la inteligencia artificial una parte integral de nuestra propia transformación digital y, por eso, en alianza con AméricaEconomía, queremos compartir ese aprendizaje para ayudar a las organizaciones de todo tipo a lograr más”, explica Anali Vidal, directora de Márketing y Operaciones para la región Sur de Microsoft América Latina.

Para participar, inscríbete aquí.