Caracas. La japonesa Inpex Corp anunció este miércoles que se retira de Venezuela, después de abandonar la empresa mixta de crudo pesado Petroindependencia y de otros dos proyectos en las áreas de petróleo y gas.

Inpex citó una revisión de la cartera de activos y las condiciones cambiantes en el país, con lo que se convierte en otra importante compañía petrolera en abandonar activos que alguna vez fueron prometedores.

Venezuela alberga algunas de las reservas de crudo más grandes del mundo pero enfrenta una larga recesión, hiperinflación y sanciones de Estados Unidos a la petrolera estatal PDVSA que han buscado la salida del poder del presidente Nicolás Maduro.

Inpex y sus socios japoneses, Mitsubishi Corp y la estatal Japan Oil, Gas and Metal National Corp, vendieron en abril su participación del 5% en Petroindependencia, dijo en un comunicado el mayor explorador de petróleo y gas de Japón.

La compañía japonesa se negó a decir a quién vendió sus acciones en los proyectos u otros detalles de los acuerdos.

En septiembre, la empresa local Sucre Energy Group dijo que había comprado dos activos de Inpex. Rumores sobre su salida de Venezuela se conocían desde agosto.

Inpex cerró su oficina en Caracas el 31 de agosto, lo que marcó su salida completa del país, agregó un portavoz.