Washington. Los inventarios de petróleo en Estados Unidos tuvieron un brusco incremento en la última semana por una menor actividad en las refinerías, con un alza también en las existencias de gasolina y un descenso en los destilados, informó el jueves la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Los inventarios de crudo crecieron en 8 millones de barriles en la semana al 18 de enero, lo que se compara con el declive de 42.000 barriles que esperaban los analistas.

La tasa de operación en refinerías bajó en 174.000 barriles por día, mientras que las tasas de utilización disminuyeron en 1,7 puntos porcentuales.

Las existencias de gasolina tuvieron un alza de 4,1 millones de barriles. Analistas esperaban un aumento de 2,7 millones de barriles.

Los inventarios de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, declinaron en 617.000 barriles, lo que se compara con el recorte previsto de 229.000 barriles, indicó la EIA.

En la última semana, las importaciones netas de crudo en Estados Unidos aumentaron en 1,6 millones de barriles por día.

Las existencias de crudo en el centro de distribución de Cushing, Oklahoma, se redujeron en 190.000 barriles, agregó la EIA.