Lima. La inversión minera en el país crecería 23% durante el presente año, impulsada por el desarrollo de los proyectos Quellaveco (ubicado en Moquegua), Mina Justa (Ica) y Ampliación Toromocho (Junín), señaló el Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank.

“Estamos elevando nuestras proyecciones de crecimiento de la inversión minera de 14% a 23% para el 2019”, manifestó la analista de sectores primarios de Scotiabank, Katherine Salazar.

Explicó que el cambio principal en sus previsiones son los megaproyectos Quellaveco (empresa Anglo American), Mina Justa (Marcobre) y ampliación Toromocho (Chinalco) que, en conjunto con otros proyectos de menor escala, superarían los US$6.000 millones en inversión para este año, considerando que el 2018 la inversión minera fue US$4.947 millones, 26% más que el 2017.

“La inversión minera en el Perú empezó a recuperarse desde el 2017, cuando alcanzó US$3.928 millones, 18% más que el año anterior. El reciente cambio de tendencia en la inversión minera se da en un contexto en que el precio de los metales se ha ido fortaleciendo, obedeciendo al avance de las negociaciones de la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China”, dijo.

“El incremento en los precios ha permitido que las empresas puedan retomar sus planes de reinversión en nuevos proyectos (greenfield), ampliaciones (brownfield) y nuevas exploraciones”, agregó.

Scotiabank sostuvo que en el 2018 el precio promedio del cobre fue US$2,96 por onza, y en lo que va del año el precio del cobre ha aumentado casi 10%, por lo que la inversión en exploración podría incrementarse este año.

La entidad financiera comentó que para el 2020 hay tres proyectos que implican una inversión significativa conjunta de US$5.457 millones. Los proyectos son: Pampa del Pongo; Zafranal y Yanacocha Sulfuros.

“Estimamos que el cobre siga una tendencia alcista, el promedio del precio del cobre a la fecha es US$2,76 por libra”, manifestó.

Proyectos. Scotiabank indicó que en el 2019, la construcción de los tres megaproyectos que están contribuyendo a la inversión minera son Quellaveco (US$5.300 millones en total), Mina Justa (US$1.600 millones) y Ampliación de Toromocho (US$1.300 millones).

Adicionalmente, otros proyectos de menor escala que están en la etapa de construcción son Quecher Main (US$300 millones) de Newmont; Relaves B2 San Rafael (US$200 millones) y Ariana (US$125 millones).

“En el caso de Ampliación Pachapaqui e Integración Ccoroccohuayco, aún se encuentran en la etapa de factibilidad y, el proyecto Ampliación de Santa María, se encuentra en ingeniería del detalle, por lo que el inicio de construcción de estos proyectos podría darse en la segunda mitad del año. En conjunto, los tres proyectos producirían 103.850 toneladas de cobre; 29.750 toneladas de zinc, y 12.400 toneladas de plomo”, dijo.

“Para el 2019, estimamos que proyectos como Corani (US$585 millones) no iniciaría construcción debido en parte a la oposición por parte de las autoridades locales. Además, tampoco se iniciaría la Optimización de Lagunas Norte (US$640 millones), ya que Minera Barrick, en la presentación de sus resultados, anuncia que el proyecto no será ejecutado al no cumplir actualmente con los criterios de inversión requeridos”, añadió.

Scotiabank sostuvo que el proyecto Tía María está a la espera de los permisos de construcción que le tiene que otorgar el gobierno, sin embargo, los conflictos sociales aún persisten.

“Dado el alto nivel de incertidumbre para estos proyectos, preferimos optar por una posición más conservadora y no los estamos consideramos en nuestras proyecciones para el 2019”, afirmó.

La entidad financiera comentó que para el 2020 hay tres proyectos que implican una inversión significativa conjunta de US$5.457 millones.

Los proyectos son: Pampa del Pongo (US$2.200 millones) en Arequipa de Jinzhao Perú; Zafranal (US$1.157 millones) en Arequipa de Minera Zafranal, y Yanacocha Sulfuros (US$2.100 millones) en Cajamarca de Minera Yanacocha.

Inversiones por rubro. Scotiabank indicó que el rubro “planta beneficio” fue la que concentró mayor inversión minera, pues creció 392% en el 2018, debido a los proyectos Ampliación de Toquepala, Ampliación de Marcona y Ampliación de Toromocho.

Mientras que la inversión en “infraestructura” se redujo 30%, ya que los proyectos anteriormente mencionados estaban en la fase final de construcción.

“El contexto actual viene siendo favorable para el aumento de inversión minera en el país y por lo tanto para el desarrollo de nuevos proyectos. Después de que la inversión en exploración cayera desde el 2013, en el 2017 se incrementó en 28% a 484 millones de dólares”, sostuvo.

“Si bien la inversión en exploración cayó 15% en el 2018, consideramos que seguirá recuperándose durante el 2019, ya que la inversión en exploración responde a la recuperación de los precios de los metales, el mejor desempeño de los metales influye positivamente en las decisiones de inversión”, agregó.