Sao Paulo. El grupo de energía italiano Enel recibió autorización para comenzar a operar en una enorme planta de generación solar en el estado brasileño de Piauí, en un proyecto que, según la compañía, es la mayor fuente renovable en Sudamérica.

La Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) respaldó la operación comercial de tres unidades del complejo Sao Gonzalo, que suman alrededor de 145 megavatios de capacidad instalada, según la orden del regulador publicado en el Boletín Oficial Federal de este miércoles.

El complejo fotovoltaico en la ciudad de Sao Gonzalo do Gurguéia sumará un total de 608 megavatios de capacidad, incluida una expansión ya negociada, según Enel.

En una nota a principios de enero, la compañía informó que la primera fase del proyecto, con 475 megavatios, exigió una inversión total de alrededor de 1.400 millones de reales (US$318 millones).

De la capacidad total de la planta solar, 265 megavatios de potencia instalada fueron posibles con contratos de 20 años para el suministro de distribuidores de energía, obtenidos por Enel después de la victoria en una subasta realizada por el gobierno brasileño en 2017.

El resto de la capacidad del parque solar, incluida la expansión a 608 megavatios, tendrá la producción negociada bajo contratos en el mercado de electricidad libre, donde los grandes consumidores, como las industrias, pueden negociar contratos directamente con generadores y comerciantes.