Reuters.- Kraft Heinz sustituyó a su presidente ejecutivo, Bernardo Hees, por el veterano de Anheuser-Busch de InBev, Miguel Patricio, cambiando de liderazgo tras años de recortes de costos que perjudicaron a algunas de sus mayores marcas.

El anuncio sigue a un recorte en los pagos de dividendos de la empresa a los inversores, después de bajar el valor de las marcas Kraft, Oscar Mayer y otros activos en más de US$15.000 millones en febrero.

La compañía también enfrenta una investigación de la Comisión de Valores de Estados Unidos sobre sus prácticas contables.

Los comisionistas de mercado aplaudieron la medida como un cambio de estrategia, llevando las acciones de la empresa a un aumento del 1%.

En una entrevista publicada el lunes, el Wall Street Journal citó a Patricio diciendo que planeaba cambiar la estrategia del fabricante de ketchup Heinz para una nueva dirección, después de que una campaña de recortes debilitó sus marcas en la lucha por espacio en los estantes de las tiendas. "Es un nuevo ciclo para la empresa. Yo traigo un historial muy diferente para la empresa y para el equipo", dijo Patricio al Journal.

Las acciones de Kraft Heinz cayeron a la mitad desde que dos de los mayores productores de alimentos y bebidas de Estados Unidos, Kraft Foods y el gigante de las salsas Heinz,  se unieron en 2015.

Patricio asume el cargo en julio después de pasar dos décadas en Anheuser-Busch, más recientemente como jefe de marketing global de la cervecería. Antes de AB InBev, Patricio también trabajó en una serie de grandes productores de bienes de consumo, incluyendo Philip Morris, Coca-Cola y Johnson & Johnson.

* Con información de Reuters.