Ciudad de México.- La directora de Desarrollo de Negocios de TÜV Rheinland Rail México, Sandra Álamo, indicó que la empresa alemana está interesada en participar en la certificación de los procesos que le den seguridad a la construcción del Tren Maya, que se construirá en el sureste de México.

Entre los proyectos en los que ha colaborado en el país se encuentran la Evaluación Independiente de la Seguridad (ISA) bajo consorcio de supervisión electromecánica para el Tren Interurbano de la Ciudad de México a Toluca, la Asesoría Técnica–Normativa y montaje del Teleférico en la zona de los fuertes para el gobierno de Puebla, así como en la certificación del Mexicable en el Estado de México.

La directiva señaló que, como empresa socialmente responsable, están obligados a participar en las licitaciones de cualquier transporte masivo, sobre todo de pasajeros.

El Tren Maya es una obra de infraestructura, planteada por el nuevo gobierno de México, que tendrá un recorrido de 1,500 kilómetros de Palenque a Cancún, por lo que conectará con los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; fomentará la economía y el turismo y se estima que costará 150,000 millones de pesos, el cual será cubierto con inversión pública y privada

"Somos una empresa independiente y así debe ser mantenida la parte certificadora, no podemos participar con otras empresas, debemos estar del lado del cliente, que en este caso es gobierno, revisando que todos los procesos ocurran con miras a una certificación de seguridad", apuntó.

Álamo señaló que ellos podrían participar desde la preconceptualización de un proyecto, prefactibilidad, factibilidad, elaboración de materiales y todo lo necesario, así como las pruebas y la ejecución de la obra.

"Nosotros vamos participando otorgando una evaluación en la que damos el visto bueno en el avance de cada uno de las etapas hasta llegar al final, en donde se realizan pruebas, se revisa el mantenimiento y se cierra la certificación", explicó.

La directiva de la empresa alemana en México, señaló que es necesario ir acompañando a lo largo de todo el proyecto porque son obras muy caras "y sería muy triste que llegáramos al final con una certificación a decir: esto no funciona, por eso los vamos acompañando desde el diseño conceptual, donde apenas están soñando con un proyecto, ahí estamos".

Dijo que el Tren Maya es un proyecto que los estudios están apenas en una fase muy prematura como para que ellos puedan participar, "pero claro que en cuanto las licitaciones empiecen a ocurrir vamos a estar ahí participando".

"Estamos esperando a que ellos tomen la decisión y la definición de cómo van a ocurrir sus procesos y sus tiempos, estamos siendo muy respetuosos en sus tiempos y en la parte de independencia, no queremos llenarnos de información antes de que sea formal para justamente no cegar nuestra visión de certificadores", consideró.

Por otra parte, Álamo comentó que la empresa puede participar en seguridad e higiene, supervisión de obras, gerentes de obras, entre muchas más, sin embargo, la que está en creciente desarrollo es la de certificación en seguridad.