Ciudad de México.- Durante diciembre del año pasado, Petróleos Mexicanos (Pemex) produjo un promedio de un millón 710 mil barriles de crudo por día, lo cual significa un aumento marginal de 0,8%, respecto al mes anterior en el que reportan un volumen de un millón 697 mil barriles diarios.

Sin embargo, las cifras de todo 2018, y sobre todo las de noviembre, difieren de los datos informados  por la administración anterior.

Ante esto, la empresa dijo que el cambio se debe a una “reclasificación de la producción, ya que se habían contabilizado de ocho campos como crudo, y luego de la revisión se reclasificaron y se cuentan ahora como condensado. Esta decisión la tomó Pemex Exploración y Producción (PEP), la cual fue impulsada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”.

Según los datos reportados por la nueva administración, en el acumulado de enero a diciembre del año pasado, se extrajeron un millón 813 mil barriles por día, lo que significó una reducción de 6,9%.

Esto significa que se dejaron de producir 135 mil barriles por día, en comparación al millón 948 mil barriles de todo 2017, además de que significó la cifra más baja de las últimas décadas.

La caída más grave ese dio en la extracción de crudo ligero y súper ligero, con apenas 553 mil y 188 mil barriles por día, es decir, 20 y 10,6% menos respectivamente.

Esta situación ha generado que la empresa se vea obligada a importar petróleo con dichas características para poder abastecer a las refinerías, pues los equipos de estos complejos no están diseñados para el crudo pesado.

Sube exportación. En el caso de la exportación, la empresa vendió al extranjero un promedio de un millón 184 mil barriles por día, 0,9% más en comparación al millón 174 mil barriles.

Esto significó ingresos por la comercialización del crudo de US$26 mil 512,1 millones, 32.2% más, gracias a la recuperación de los precios del crudo.

Déficit. De acuerdo con el reporte, la petrolera nacional opera de manera deficitaria, pues aun cuando sus ingresos totales, entre enero y diciembre de 2017, por exportación alcanzaron US$29 mil 305 millones, el costo de las importaciones totales fueron de US$32 mil 688 millones.

Es por ello que el déficit por crudo y petrolíferos de Pemex, de enero a noviembre de este año, asciende a US$3.383 millones. Es decir, la empresa gasta más en las compras de petrolíferos, petroquímicos y gas natural, de lo que obtiene por la venta de crudo y otros hidrocarburos en los mercados internacionales.

Es importante mencionar que los ingresos totales por exportación, por us$29 mil 304,9 millones, fueron 30% más altos en comparación a los US$22 mil 488,7 millones de 2017.

La mayoría de esos recursos fueron obtenidos por la venta de crudo, lo cual logró una tendencia positiva por la recuperación en el precio del crudo, ya que se vendido en un promedio de US$61,34 por barril, 31,25% más.