Sao Paulo. La producción de petróleo brasileña avanzará hasta 2040 a un ritmo anual superior al del mega productor Estados Unidos, apuntó este jueves a la petrolera BP, en su informe global sobre perspectivas del sector de energía.

Además, Brasil responderá por el 23% del aumento de la producción mundial de petróleo entre 2017 y 2040, según el estudio.

La extracción de Brasil será impulsada por los campos de alta productividad del pre-sal, que ha atraído inversiones no sólo de Petrobras, sino de compañías como Exxon Mobil y Shell, entre otras petroleras globales.

La producción de Brasil deberá aumentar el 70% hasta 2040, ante los niveles de 2017, para 5 millones de barriles por día en promedio. Esto significa un crecimiento anual del 2,3% en el período.

"Brasil sigue siendo el segundo mayor usuario mundial de biocombustibles después de Estados Unidos; en 2040, el 22% del total de líquidos consumidos serán biocombustibles.

La extracción de los EE.UU. -que produce actualmente casi cinco veces más que Brasil, con el impulso de la industria de petróleo no convencional ("shale") - crecerá a 19 millones de barriles al día, hasta 2040, una tasa anual de 1.300.000%.

El consumo crece. El consumo brasileño de energía crecerá un 2,2% al año, más rápido que el crecimiento mundial (1,2% al año), destacó BP, agregando que la participación del mercado brasileño en el global aumentará al 3% hasta 2040.

El informe también destacó que las energías renovables (incluyendo biocombustibles) ganan una parte significativa en el mix de energía de Brasil, respondiendo por 23% hasta 2040 (ante 14% en 2017).

En este período, está previsto un fuerte aumento de la producción de biocombustibles en Brasil, con la implementación de las reglas del RenovaBio, que podría prácticamente doblar la producción de etanol en los próximos diez años, con la demanda subiendo en la misma proporción, 47.100 millones de litros en 2028, según datos del gobierno brasileño.

"Brasil sigue siendo el segundo mayor usuario mundial de biocombustibles después de Estados Unidos; en 2040, el 22% del total de líquidos consumidos serán biocombustibles.

El mayor consumo de renovables hasta 2040 en Brasil sigue una tendencia global, según el informe, que apunta un ritmo sin precedentes de demanda para la energía más limpia.

La participación de las renovables en la generación de energía eléctrica se dobla a un tercio en 2040, según BP, que destacó además que el uso de gas también gana peso en el mix, mientras que la limitación del crecimiento de la capacidad hídrica significa que esta fuente pierde participación.