Río de Janeiro. La policía federal realizó este viernes órdenes de registro e incautación en direcciones de gerentes del Banco do Brasil, sospechosos de estar involucrados en un plan de lavado de dinero que luego se utilizó para pagar sobornos por parte de contratistas que han cometido corrupción contra Petrobras, dijo el Fiscal Federal.

Los fiscales y agentes de la policía están investigando el supuesto papel de los agentes de la institución financiera para facilitar el lavado de más de 200 millones de reales (US$48 millones) entre 2011 y 2014, dijo el MPF, agregando que la evidencia indica que los gerentes actuaron a cambio de favores para cerrar incorrectamente el sistema de detección de lavado de dinero del banco, lo que impidió o dificultó la notificación de transacciones sospechosas al Coaf.

"Varios elementos planteados durante el curso de la Operación Lava Jato indican que los gerentes vinculados a tres sucursales del Banco do Brasil ubicadas en Sao Paulo han recibido ventajas indebidas para eludir los mecanismos de prevención de lavado de dinero de la institución", dijo el MPF en un comunicado.

Según una nota de la PF por separado, se están cumpliendo siete órdenes de registro e incautación en la ciudad de São Paulo y una en Natal, emitidas por el 13° Tribunal Federal de Curitiba.

Además de los gerentes de Banco do Brasil, la investigación también revela el papel de un cambista que habría sido responsable de producir al menos 110 millones de reales (US$26,5 millones) en especie, para permitir el pago de tarifas, según la policía.

El Banco do Brasil, informado por el PF y el MPF sobre el esquema ilícito, realizó investigaciones confidenciales internas que dieron como resultado que se enviara a los investigadores más evidencia de las acciones de sus empleados para facilitar las operaciones de lavado de dinero, según el Fiscal Federal.