La Habana. La llegada de turistas a Cuba descendió en enero casi un 20% en comparación con el mismo mes de 2019, según estadísticas oficiales que dan cuenta de un desplome en la cifra de visitantes desde Estados Unidos tras el endurecimiento de las políticas por parte de la Administración de Donald Trump.

La Oficina Nacional de Estadísticas informó este jueves de que, en enero, la isla recibió casi 394.000 viajeros, casi 96.000 menos que en el mismo periodo del año anterior, lo que implica una reducción del 19,6%.

Las llegadas desde Estados Unidos se desplomaron un 68,8 por ciento, aunque en el caso de los ciudadanos de origen cubano la reducción es del 12 por ciento.

Cuba se había marcado como objetivo alcanzar a finales de 2020 la cifra de 4,5 millones de turistas. El sector es uno de los grandes pilares de la economía de la isla y genera ingresos superiores a los US$3.000 millones.

Estados Unidos ha prohibido la llegada de cruceros a Cuba y la mayor parte de los vuelos, en el marco de una política que ha incluido también sanciones contra empresas cubanas por sus relaciones con el régimen venezolano.

Con Donald trump en la Casa Blanca, Washington también ha recuperado la Ley Helms-Burton, que abre la puerta a denuncias contra empresas extranjeras con contratos con el Gobierno cubano.