El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador reconoció que "aunque menor, sí existe un retraso" en las obras para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, en el Estado de México.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el jefe del Ejecutivo federal consideró que los juicios de amparo promovidos por quienes quedaron inconformes tras la cancelación del proyecto en Texcoco han afectado el arranque de las obras en Santa Lucía; de ahí que ya se analiza un plan B para sortear el "sabotaje legal" de los que habían proyectado un nuevo Santa Fe en Texcoco.

"Sí tenemos un plan B para enfrentar el sabotaje legal que se está padeciendo, la lluvia de amparos, de gente que quedó muy inconforme porque no pudo mantener sus privilegios y el negocio jugoso que significaba construir el aeropuerto en el lago de Texcoco. A ellos no les importa que se iba a hundir el aeropuerto, a ellos no les importa que se iba a desfalcar la Hacienda pública (...) A ellos los que les importaba era el dinero, el negocio, el que iban a hacer con los terrenos del actual aeropuerto un Santa Fe, y ya tenían planeado el saqueo" subrayó ante los medios de comunicación.

Agregó que afortunadamente, el poder judicial decidió conjuntar en un sólo juzgado todos los recursos legales en contra de Santa Lucía y que será a finales del presente mes cuando se emita la Manifestación de Impacto Ambiental respecto al terreno de Santa Lucía, que lleva funcionando como aeropuerto militar 50 años de actividad.

Finalmente, reiteró que quienes se oponen a Santa Lucía "no actúan con honestidad", porque de manera deliberada dejaron de usar el aeropuerto de Toluca para saturar el aeropuerto de la Ciudad de México y justificar el que se construyera el aeropuerto de Texcoco.

"Básicamente yo espero que salgamos en tiempo. Acabo de tener una evaluación la semana pasada y sí, hay un retraso, pero menor. Y están los amparos, pero se sigue trabajando en toda la parte de planeación (...) yo creo que en 15 días más cuando mucho. Ya está por terminarse el estudio y el plan B es que se va a construir el aeropuerto de Santa Lucía en el marco de la legalidad y a pesar de los obstáculos que nos están poniendo nuestros adversarios", externó el presidente López Obrador.

Dijo que se sigue analizando el acceso y las vialidades al nuevo aeropuerto, por ejemplo, la conveniencia de la vía confinada del actual aeropuerto a Santa Lucía, el estudio de cuántos pasajeros tiene conexión o van a tener conexión de un aeropuerto a otro, así como qué tipo de vía de transporte se requiere.

Adelantó que en breve darán a conocer estudios relativos a todo el control que se puede hacer con la nueva tecnología del espacio aéreo para tener funcionando, al mismo tiempo, el aeropuerto de la Ciudad de México, Santa Lucía, Texcoco, Morelos, Puebla, Toluca, todos sin ningún problema.

Finalmente, reiteró que quienes se oponen a Santa Lucía "no actúan con honestidad", porque de manera deliberada dejaron de usar el aeropuerto de Toluca para saturar el aeropuerto de la Ciudad de México y justificar el que se construyera el aeropuerto de Texcoco.