El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador reiteró este miércoles que su Gobierno seguirá respaldando a la petrolera Pemex, al ser consultado sobre si su administración continuará asumiendo las amortizaciones de deuda de la estatal, como ha hecho este año.

Pemex, la mayor empresa del país, tiene una deuda financiera de US$ 113.000 millones y el presidente López Obrador anunció este año que Hacienda asumiría las amortizaciones de 2021, de unos US$ 6.300 millones, para permitir que la firma tenga más recursos libres.

"Vamos a seguir apoyando, la deuda de Pemex es soberana. Vamos a apoyar a Pemex y a la Comisión Federal de la Electricidad", dijo el mandatario mexicano.

AMLO, como se le conoce al presidente de México, ha dicho que su Gobierno ha rescatado a la gigante petrolera y a la eléctrica CFE, que asegura recibió casi en ruinas por las prácticas neoliberales de sus predecesores, a los que acusa de haberlas casi arruinado.

"No vamos a permitir que Pemex se arruine", dijo.