Buenos Aires. Tal como anunció en agosto, la aerolínea argentina Flybondi recibió esta semana un nuevo avión: se trata de un cuarto Boeing 737-800 NG que aterrizó esta semana en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza proveniente de Estados Unidos y comenzará a prestar servicios este mes.

La que se promueve como la primera low cost de Argentina, continúa así con su plan de inversión con el objetivo de aumentar su oferta de vuelos y sumar frecuencias para sus 13 destinos nacionales.

“Seguimos cumpliendo con nuestro plan de inversión, en julio incorporamos nuestro tercer avión y ahora el cuarto, lo que demuestra un compromiso sostenible de la compañía con nuestro propósito y con la industria aérea. Gracias a nuestros pasajeros que nos eligen día a día, en agosto tuvimos récord de ocupación en nuestros vuelos. Esto marca una importante recuperación del turismo, con muy buenas tendencias para los próximos meses y la temporada de verano”, mencionó Mauricio Sana, CEO de Flybondi, en el comunicado a los medios.

Con la incorporación de este cuarto avión a su flota radicada en el país, Flybondi consolida su inversión en Argentina apuntando a recuperar capacidad de oferta.

Luego de haber estado sin operaciones durante 10 meses en 2020, la compañía estima que para principios de 2022 podrá recuperar la flota que tenía antes de la pandemia a causa de COVID-19. Los resultados anunciados por la firma en el primer semestre de 2021 hablan de una recuperación del sector aeronáutico en el mediano y largo plazo.

ENTRE EZEYZA Y AEROPARQUE

Como todas las líneas aéreas, el coronavirus afectó el negocio de Flybondi.

Con los aviones en tierra, entre marzo y diciembre del año pasado, Flybondi dio de baja algunos contratos de alquiler de aviones y envió al exterior aquellos que seguía alquilando.

Para fines del año pasado, durante casi un mes no hubo ningún avión de Flybondi en Argentina: la única aeronave que había estado operativa en la pandemia fue enviada a México a hacer un mantenimiento.

Pese a ese paro total, la low cost que controla el fondo estadounidense Cartesian no despidió a personal, aunque si acordó la desvinculación de 50 empleados de los 570 que tenía al comienzo de la pandemia, destacó Clarín.

Luego de abandonar el aeropuerto de Ezeiza como base, en abril, Flybondi mudó sus operaciones, hacia el Aeroparque metropolitano, donde hoy están basados prácticamente todos los vuelos de cabotaje.

También en dicha aeroestación metropolitana tiene hoy su base JetSmart, la otra aerolínea low cost que opera en Argentina y que recientemente fue adquirida, en un porcentaje no revelado, por American Airlines.

Desde que opera desde Aeroparque las cosas han ido bien en la aerolínea “con una performance y una puntualidad de excelencia, y con los mejores niveles de ocupación de sus vuelos en Argentina: en agosto tuvo una ocupación del 91%”, destacó la firma en su comunicación a los medios.

Esteban Tossutti, presidente de la línea aérea, reconoció en el medio especializado iProfesional que el cambio de ubicación fue más que beneficioso. “El Aeroparque porteño abre un mercado mucho más amplio, pues la terminal acerca "otras posibilidades de crecimiento sin quitarle espacio a ninguna aerolínea".

"Aeroparque es otra vidriera. Captás otro tipo de pasajero en las provincias. Hasta julio estábamos volando 90 vuelos semanales. Ya este mes empezamos a llevar a cabo unos 134", precisó Tossutti.

VUELOS INTERNACIONALES

Con una capacidad de 189 asientos de clase única – una de las características que individualizan a la firma - el Boeing anteriormente fue parte de la flota de Air India y voló en el país asiático hasta 2014, cuando se incorporó a Air Transat, una de las principales compañías de vuelos charters de Canadá.

La meta de Flybondi es aumentar la cobertura de sus 13 destinos nacionales actuales: Buenos Aires, Bariloche, Corrientes, Córdoba, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Posadas, Iguazú, Salta, Santiago del Estero, Trelew y Tucumán.

"Con este cuarto avión estamos pensando en incrementar más frecuencias a estos destinos. Ya el quinto avión estará más pensado para el retorno de los vuelos regionales”, precisó Tossutti.

La compañía tiene cuatro destinos en Brasil: Rio de janeiro, Florianopolis, Porto Alegre y Sao Paulo. Además de servicios a Paraguay y Uruguay, aunque este último es temporal, dijo el ejecutivo.

En agosto 2021, Flybondi obtuvo una cuota de mercado de 18% y suele autodenominarse como la aerolínea con mejor nivel de ocupación de sus vuelos en Argentina.

Comenzó a operar en el país en 2018 y ya ha transportado a más de tres millones de personas.