Bogotá. Makro prepara un plan de inversión para la expansión de su negocio en Colombia, que contempla la inauguración de 17 nuevas tiendas al 2022.

La novedad, según explica a Portafolio, Enrique Tonzo, presidente de la cadena en el país, es ajustar las tiendas mayoristas a un formato "urban" para acercarse más a los clientes, considerando los buenos resultados de 2018.

"Sin contar las dos que venían planeadas desde el 2018, serán 15 nuevas hasta el 2022. Hoy tenemos 20", detalló Tonzo. 

La inversión para la apertura de los nuevos establecimientos alcanzaría los US$150 millones solamente en construcción. "Si uno no tiene en cuenta el costo de la tierra, para una tienda ‘urban’ estamos hablando de US$8 a US$10 millones. Mientras tanto con las medianas, de hasta 4.500 metros, sería de US$10 a US$12 millones", explicó el ejecutivo.

El objetivo, según explica Tonzo, "es un plan de expansión muy agresivo" que contempla el desarrollo de un nuevo modelo más pequeño, denominado Urban, para llegar a las ciudades cabeceras donde el costo de la tierra sigue siendo elevado.

"Nuestro plan de aquí hasta el 2022 pretende llegar a tener 37 tiendas que se van construir en formatos que van a estar en un promedio de 2.000 a 4.500 metros cuadrados de área de venta", añadió.

El plan de Makro se da impulsado por el buen desempeño de la compañía este año. "Este ha sido un año de despegue en la plataforma estratégica (...) nos permitió crecer con iguales metros aproximadamente un 9%. Un resultado muy superior  a la meta que nos planteamos".

Al comparar con las tiendas que abrieron el año pasado, la empresa logró una expansión en el tercer trimestre del 19%.

El crecimiento de Makro en Colombia también se ha sentido en el mercado, medido por Nielsen. Hasta septiembre, alcanzó una participación cercana al 7%, desde el 5%.

*Con información de Portafolio.