Ciudad de México. Más de una veintena de bancos locales y extranjeros firmó con la estatal mexicana Pemex un préstamo sindicado por US$8.000 millones para renovar líneas de crédito y refinanciar pasivos, informó este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La petrolera, bajo la lupa de las agencias calificadoras por su deuda financiera de US$106.500 millones y su persistente flujo de caja en negativo, anunció en febrero la operación financiera, encaminada a manejar pasivos y acometer inversiones.

"Participaron 23 bancos nacionales y extranjeros, entre ellos 14 de los 20 más grandes del mundo. Es la operación de este tipo más importante en la historia de México. En suma, nos tienen confianza", dijo el presidente en su cuenta de Twitter.

López Obrador agregó que ello servirá para "fortalecer a Pemex durante todo el sexenio".

Pemex ha dicho que no aumentará el endeudamiento neto entre 2019 y 2022 y que irá aumentando la producción de hidrocarburos desde este año y hacia adelante, mediante el desarrollo de varios campos.