Sao Paulo. El productor brasileño de papel Klabin informó que su directorio aprobó este martes un proyecto de expansión de la fábrica de Ortigueira (Unidad Puma) de 9.100 millones de reales (US$2.300 millones).

Klabin espera construir el proyecto Puma II en el estado sureño de Paraná entre este año y 2023. Klabin construirá dos nuevas máquinas de papel, con producción de pulpa integrada, en la misma unidad industrial en la ciudad de Ortigueira.

En una presentación de valores, Klabin dijo que la mayor parte de la inversión será financiada por su flujo de efectivo, pero el proyecto también puede requerir deuda.

Según Klabin, la capacidad total de las máquinas de Puma II será de 920.000 toneladas anuales de papeles Kraftliner. En la Unidad Puma, Klabin ya produce celulosa blanqueada (fibra corta, fibra larga y fluff), con capacidad anual de 1,6 millones de toneladas.

El inicio de la primera máquina está programado para el segundo trimestre de 2021, y el de la segunda, para el segundo trimestre de 2023.

El Puma II se dividirá en dos etapas. La primera implica la construcción de una línea de fibras para producir celulosa no blanqueada integrada a una máquina de papel Kraftliner y Kraftliner Blanco, que serán comercializados bajo la marca Eukaliner, con capacidad de 450.000 toneladas anuales.

La segunda etapa del proyecto contempla la construcción de una línea de fibras complementaria integrada a una máquina de papel Kraftliner con capacidad de 470.000 toneladas anuales y expansión de algunas estructuras de apoyo.

El cronograma prevé que las obras de cada etapa duran 24 meses, siendo que el inicio de la construcción de la segunda etapa será inmediatamente después del término de la primera. El inicio de la primera máquina está programado para el segundo trimestre de 2021, y el de la segunda, para el segundo trimestre de 2023.

Cerca de dos tercios de los desembolsos ocurrirá entre 2019 y 2021. 

Según Klabin, Puma II puede crear hasta 9 mil empleos.

"El consumo global de papel para envases, que era de unos 60 millones de toneladas en 1990, hoy es del orden de 170 millones de toneladas, según el escrutinio de la consultora Pöyry. La misma consultoría estima crecimiento global en el mercado de papeles para envases hasta 2025 de 2,4% al año ", dice el fragmento del documento.