Operadora de Servicios Mega, una firma arrendadora independiente en México enfocada en pequeñas y medianas empresas, debutará el próximo 12 de febrero en el mercado mexicano de bonos sostenibles, mediante una oferta con la que busca captar hasta MXN$ 3.000 millones (aproximadamente US$ 147,5 millones)

Con el lanzamiento de este bono inaugural se abrirá la actividad del mercado de deuda etiquetada (verde, social y sostenible) en México en este 2021, después de que el año pasado fue uno de los más fértiles desde el 2016, aún con todo el impacto negativo causado por la crisis sanitaria.

Según consta en el aviso de la oferta pública, los papeles se ofrecerán a través de la Bolsa Institucional de Valores (Biva) mediante dos tramos, con vencimiento de tres años y siete años.

Durante este tiempo, la emisora utilizará los recursos recaudados para financiar proyectos del sector agrícola, energía renovable, agua, prevención y control de la contaminación, entre otros.

Los recursos de la oferta serán para financiar o refinanciar proyectos que promueven el desarrollo sostenible, verde y social en México en línea con los principios de bonos sociales 2020”, precisó Mega en una presentación a inversionistas.

El documento informa que la emisión está alineada con los Green Bond Principles (GBP) del ICMA, los Social Bond Principles (SBP) y los Sustainability Bond Guidelines (SBG), firmas globales que emiten la opinión para validar que el uso de recursos cumpla con parámetros que beneficien realmente a las comunidades y al ambiente.

La emisión que está en vías de realizar la entidad financiera forma parte de un programa de certificados bursátiles de largo plazo, autorizado por un monto de MXN$ 10.000 millones (unos US$ 491,9 millones)

Recibe calificación

Los bonos sostenibles de Mega recibieron la calificación de riesgo crediticio de “A2.mx” por parte de Moody’s de México y de “A/M” a cargo de Verum Calificadora de Valores, que significan que la firma tiene una buena calidad crediticia y que está por encima del promedio con relación a otros emisores locales, con factores de protección adecuados, sin embargo, en periodos de bajas en la actividad económica los riesgos son mayores y más variables. 

Hace exactamente un año, en febrero del 2020, la emisora debutó en el mercado internacional de deuda con una emisión de bonos senior por US$ 350 millones, con vencimiento en febrero de 2025.

La venta de los papeles tuvo una demanda de 4,9 veces respecto al monto levantados.

La firma con sede en la ciudad de Guadalajara cuenta con cinco sucursales en la República Mexicana, ubicadas en Ciudad de México, León, Querétaro, Puebla y Cancún, así como una oficina más en San Diego, California en Estados Unidos.

Al 30 de septiembre del año pasado, la emisora reportó 3.406 créditos.

El cliente más grande de la compañía arrendadora es el gobierno del Estado de Jalisco que representaba 16% de la cartera.