Ciudad de México.- La petrolera estatal mexicana Pemex anunció este miércoles que usará una capitalización del gobierno por unos US$5.000 millones para prepagar bonos que vencen entre 2020-2023 y reducir el saldo de su pesada deuda.

La empresa, que se encuentra bajo la lupa de las calificadoras de riesgo, informó además que hará una nueva emisión a plazos de siete, 10 y 30 años para refinanciar deuda de corto plazo, pero no precisó montos ni dio detalles.

Pemex también dijo que hará un intercambio de bonos "para proporcionar apoyo adicional a los vencimientos de la parte corta, intermedia y larga de la curva, con el fin de suavizar el perfil de vencimientos". Tampoco dijo de cuánto será esa operación.

La petrolera, que tiene una deuda financiera de unos US$105.000 millones, ya ha dicho que su objetivo es fortalecer sus finanzas en los próximos años con endeudamiento cero en términos reales.

"Los recursos provenientes de esta operación se utilizarán para asegurar a Pemex una reducción en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, reducir los vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la empresa", dijo Pemex en un comunicado.

"Los recursos provenientes de esta operación se utilizarán para asegurar a Pemex una reducción en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, reducir los vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la empresa", dijo Pemex en un comunicado.

La empresa está buscando elevar su alicaída producción de petróleo, que ronda los 1,7 millones de barriles por día (bpd), y el gobierno planea destinarle el equivalente a unos US$26.800 millones en el presupuesto del próximo año.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró que la medida es parte de los esfuerzos del gobierno para fortalecer la estabilidad financiera de Pemex y mejorar su rentabilidad, junto con aclarar que la  aportación patrimonial no tendrá impacto en la deuda neta del sector público de México o en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, los cuales son el indicador más amplio de la deuda neta del sector público.

La SHCP reafirmó su compromiso con la disciplina fiscal y estabilidad macroeconómica soportada por la formulación de políticas prudentes.

* Con información de Reuters y Notimex.