Ciudad de México. El sector público federal destinará este año 669 mil 638 millones de pesos (US$35.050 millones) en inversión física, lo que implicará un aumento de 4,4% en términos reales frente a este año, reportan cifras de la Secretaría de Hacienda.

Así, 2019 será el segundo año seguido en que la inversión en infraestructura repunte, impulsada principalmente por lo que se ejercerá en el rubro de combustibles y energía, que con 338 mil 540 millones de pesos (US$17.800 millones), tendrá un incremento real de 41,9%, que será la mayor tasa desde 2009.

A su vez, esta inversión energética representará el 50,6% de la inversión total, la participación más alta de los últimos siete años.

Planeación. Alejandra Macías, coordinadora de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó a Excélsior que si bien es favorable el repunte de la inversión, ésta todavía en el país tiene pendientes en cuanto planeación y a prioridades.

La especialista expresó que el país ya cuenta con lineamientos para hacer estudios previos antes de las obras públicas, sin embargo, dado que no hay consecuencias por no cumplir esas disposiciones, se siguen planteando obras sin estudios.

Prioridades. Sobre dónde dirigir la inversión, Alejandra Macías expresó que existen áreas con grandes con rezagos en coberturas como educación, salud, impartición y procuración de justicia, y que generalmente no suelen ser tan prioritarias en el presupuesto.

Para 2019, si bien la inversión en salud se incrementará 22,8% real frente al cierre de 2018, la de sectores como educación caerá 9,9%, la de justicia caerá 72,3%, la de seguridad nacional 55,2%, y los asuntos de orden público y seguridad interior lo harán en 57,1%. 

Según un reciente estudio del CIEP, del gasto de capital total en 2019, 51,8% será para infraestructura, y a su vez, 95,8% de ella lo ejercerán tres ramos: CFE, Pemex y la SCT.