Ciudad de México. Autoridades mexicanas están investigando al líder del poderoso sindicato de la petrolera estatal Pemex, Carlos Romero Deschamps, y a seis de sus familiares por denuncias de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, dijo este martes un diario local.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la secretaría de Hacienda, presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) dos denuncias contra el líder sindical y varios familiares, que derivaron en una investigación por enriquecimiento ilícito, aseguró el periódico Reforma.

Más tarde, una fuente de la UIF, que habló en condición de anonimato, confirmó a Reuters las denuncias.

Según la fuente, la UIF detectó transferencias de fondos, operaciones con cheques y depósitos entre los familiares del sindicalista sin justificación del origen del dinero.

La fuente aclaró que no se congelaron las cuentas de Romero ni de sus familiares, pero que la UIF sí solicitó a la fiscalía el aseguramiento de las mismas.

"La Unidad de Inteligencia Financiera reitera su compromiso de combate a la corrupción y condena la divulgación de información, en parte cierta y en parte falsa, de denuncias presentadas ante distintas autoridades o sobre bloqueos", escribió en Twitter el titular de la UIF, Santiago Nieto.

El sindicato de Pemex y la fiscalía declinaron comentar sobre el caso.

Por años, Romero ha sido denunciado por presunta corrupción y por usar los fondos del sindicato para enriquecerse.

Pero hasta el momento no ha sido acusado formalmente de algún delito. De acuerdo a versiones de prensa, un juez habría suspendido cualquier orden de aprehensión contra el exsenador que se hubiera girado en las últimas horas.