Acapulco. México revelará pronto un plan en el que invitará a firmas privadas a invertir en proyectos de petróleo, gas y electricidad, sin embargo, las subastas de campos y farmouts no están contempladas ante el desplome en los precios del petróleo, dijo a Reuters el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

El funcionario adelantó que, en el plan, el gobierno detallará dónde y cuánto pueden invertir las empresas privadas.

"No es nada más el marco general, sino (que) les vamos a decir aquí, acá y acá, por proyectos, por montos y tamaño, cuáles son los que están abiertos a la inversión", dijo Herrera en una entrevista en el marco de una convención con banqueros en Acapulco, una ciudad en la costa del Pacífico mexicano.

Cuestionado sobre la posibilidad de que el gobierno realizara nuevas subastas de campos de exploración petrolera, Herrera dijo que no cree "que tenga sentido considerando dónde están los precios del petróleo".

El barril de crudo extendió sus pérdidas el miércoles, luego de hundirse al cierre de las operaciones ante la debilidad del mercado bursátil después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el brote del coronavirus es ahora una pandemia.

Herrera sostuvo que, por la actual situación con bajos precios del crudo y la pandemia del coronavirus, el país tendría que pensar nuevamente sus pronósticos económicos para 2020. "Claramente vamos a tener que revalorar nuestros pronósticos (...) los parámetros han cambiado", sostuvo.

Tras la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia a fines de 2018, México ha pugnado por un enfoque más estatista en el sector energético, pero algunos miembros de su administración creen que atraer más capital privado es vital para impulsar el crecimiento.

El paquete de propuestas de inversiones en energía elaborado por el gobierno tendría un valor de casi US$92.000 millones, según un documento visto por Reuters.

El mandatario ha criticado constantemente una reforma energética promulgada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, y que abrió la puerta a más de 100 contratos de exploración y producción para compañías petroleras.

"Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que Pemex está ejecutando su programa de inversión en tiempo", aseguró Herrera.

La economía mexicana cayó un 0,01% en 2019, su primer revés en una década. El banco central (Banxico) recortó recientemente su expectativa de crecimiento del PIB a un rango de entre 0,5% y 1,5% este año.

Y Herrera sostuvo que, por la actual situación con bajos precios del crudo y la pandemia del coronavirus, el país tendría que pensar nuevamente sus pronósticos económicos para 2020.

"Claramente vamos a tener que revalorar nuestros pronósticos (...) los parámetros han cambiado", sostuvo.

"Estimulos deben darse ahora". Luego de que el coronavirus fue declarado una pandemia por la OMS, Herrera dijo que cualquier medida de estímulo económico debe tomarse ahora y no cuando el país atraviese el punto más alto en la crisis del brote.

Además, el funcionario explicó que el gobierno está tomando varias medidas para enfrentar la situación, como garantizar que el presupuesto de las instituciones del sector salud no tenga ninguna traba y que las compras de equipos médicos se estén realizando de forma oportuna.

Herrera descartó la aplicación de un estímulo que implique una reducción en las tasas impositivas, como han hecho otros países, pero dijo que los mayores esfuerzos se centran en una ejecución más rápida del gasto público.

"Estamos adelantando todo el proceso de gasto de inversión y el gasto de adquisiciones es decir, gasto que normalmente estaríamos programando ejecutar en octubre o en noviembre lo estamos haciendo ahora", dijo.

"Otra de las lecciones de 2009 es que en una situación como esta lo que importa es gastar más rápido", agregó en referencia a la pandemia de la gripe H1N1, que golpeó fuertemente a México y dejó unos 18.000 fallecidos alrededor del mundo.

Otra de las estrategias, agregó Herrera, consiste en extender a compañías las concesiones de infraestructura pública a cambio de que las empresas realicen más inversiones.

"Estamos haciendo un desdoblamiento muy agresivo de concesiones. Por ejemplo, tienes una carretera que fue otorgada a 30 años y ya pasaron 11 años, entonces le volvemos a ampliar el plazo, a cambio de que invierta en obras de infraestructura muy específicas. (...) Vamos a maximizar ese recurso", explicó.