Ciudad de México. México licitará en marzo unos 50.0000 kilómetros de línea de fibra óptica a fin de brindar servicios como internet, telefonía y televisión de paga en todo el país, anunció el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El presidente de México precisó en una rueda de prensa que la red a licitar es de la mexicana Comisión Federal de Electricidad (CFE), y que las bases de licitación serán presentadas en unos quince días.

Adelantó que el concurso será internacional para que empresas nacionales y extranjeras participen.

Del mismo modo dijo que duplicará la oferta de fibra óptica contemplada anteriormente, es decir de 25.000 a 50.000 kilómetros.

"La empresa o empresas que obtengan la concesión van a tener, entre otras cosas, que ofrecer internet gratuito en carreteras, plazas públicas, hospitales, en escuelas y una cantidad de recursos para el mantenimiento de las instalaciones", dijo AMLO.

"Es un extraordinario programa ya hemos avanzado y espero que en unos 15 días cuando mucho ya tengamos las bases para la licitación y podamos comunicar al país, este es un gran programa", dijo.

Explicó que como contraprestación, "la empresa o empresas que obtengan la concesión van a tener, entre otras cosas, que ofrecer internet gratuito en carreteras, plazas públicas, hospitales, en escuelas y una cantidad de recursos para el mantenimiento de las instalaciones".

De acuerdo con el gobernante mexicano, "solo en el 25% del territorio nacional se puede hablar por teléfono móvil. En el 75% no hay comunicación".

De acuerdo con la agenda del nuevo Gobierno, iniciado el pasado 1 de diciembre, en materia de telecomunicaciones es aumentar la cobertura de banda ancha en todo el país para fomentar la conectividad.

Para ello, se contemplarían mecanismos que van desde la creación de un fondo de cobertura social de telecomunicaciones hasta el otorgamiento de nuevas concesiones sociales, pasando por la búsqueda de una interconexión favorable para los no conectados, así como el uso eficiente de la Red Compartida.

López Obrador considera que la reforma en telecomunicaciones no ha resuelto el problema de la conectividad en México, por ello, decidió suspender la licitación de la Red Troncal y empezar de cero, con unas nuevas bases del proyecto, que, entre otras cosas, contemplen obligaciones de cobertura.