Ciudad de México.- México ha sabido aprovechar el dinamismo del turismo internacional y ha recobrado un papel de liderazgo en el mercado mundial (a pesar de los temas de inseguridad y los desastres naturales), que lo llevó a ubicarse por primera vez en el sexto país que más viajeros internacionales recibe (39,3 millones) y el 15 en captación de divisas (US$21.300 millones), aseguró el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid.

Sin embargo, dichos logros están en riesgo de mantenerse porque el nuevo gobierno ha anunciado la intención de desaparecer el Consejo de Promoción Turística (CPTM) y utilizar los recursos que se pagan los turistas internacionales que llegan al país en avión para la construcción del Tren Maya.

“Los buenos resultados que se lograron en este sexenio son muestra del trabajo conjunto con el sector privada y, sobre todo, de la promoción que se ha hecho. No son crecimientos inerciales. No, no se puede pensar que así fue”, comentó recientemente en entrevista.

En el 2012 México ocupó el sitio 13 en llegadas (23.4 millones) y el 22 en captación de divisas (US$12.700 millones).

Además, la participación del turismo en el PIB nacional pasó del 8.2%, al principio del sexenio, al 8.8% al cierre del 2017 (la industria de la construcción representa el 7.5% y la minería incluyendo al petróleo el 3.7%).

Sin embargo, Miguel Torruco, que ocupará el cargo de secretario de Turismo este primero de diciembre, considera que hay indicadores relevantes en el sector, pero su apuesta será que los turistas tengan un mayor gasto promedio para escalar posición a nivel internacional (actualmente está en el sitio 40).

Se requiere el CPTM. Ante la amenaza de desaparecer el CPTM, el gobierno saliente dejó en claro en un documento la importancia de que continúe y mantenga sus recursos (cerca de 5.000 millones de pesos por año) para garantizar un mayor bienestar a las comunidades relacionadas con el sector.

“Es importante, que el CPTM se asegure de recibir los recursos que de acuerdo a la Ley Federal de Derechos le corresponde para realizar una promoción eficaz, que cubra los mercados y segmentos de consumidores de mayor potencia y difunda

los múltiples y variados destinos y productos turísticos del país. Además, es conveniente señalar que las acciones de promoción deben redirigirse hacia lograr una mayor derrama económica”, refiere el consejo.

También, se sugiere que la reorientación de la promoción en cuanto a objetivos (segmentos de mayor derrama), instrumentos y herramientas, utilización de tecnología de punta y acceso a fuentes de información van a requerir de una mayor inversión por lo cual será necesario intensificar alianzas y acciones coordinadas con los destinos turísticos y socios de la industria para realizar acciones y campañas conjuntas.

Los cinco objetivos prioritarios para el 2040 de Enrique de la Madrid: 

- Garantizar la seguridad en los destinos turísticos y mejorar la imagen del país.

- Alcanzar el quinto lugar en el ranking de los países más visitados y el décimo con mayor captación de divisas.

- Incrementar la competitividad de los destinos turísticos.

- Mejorar el nivel de vida de la población en las localidades turísticas.

- Desarrollar un turismo sustentable.