Sao Paulo. La compañía minera Vale advirtió este jueves que podría adoptar medidas de contingencia o eventualmente suspender las operaciones debido a la propagación del coronavirus en el mundo, a pesar de que la compañía señaló que, por ahora, no ha sufrido ningún impacto por la enfermedad.

La compañía también dijo, en un comunicado, que podría enfrentar dificultades relacionadas con la fuerza laboral debido a la propagación del virus, y también enfatizó que es "imposible" predecir los efectos de la epidemia para la compañía.

"Además, una parte importante de nuestros ingresos proviene de las ventas a clientes en Asia y Europa... así como también dependemos de una extensa cadena de logística y proveedores, que incluye varios puertos, centros de distribución y proveedores que tienen operaciones en regiones afectadas", señaló la empresa.

Vale destacó, a pesar de la advertencia, que hasta ahora no ha sufrido ningún impacto material en relación con el coronavirus en las operaciones, la logística, las ventas o la situación financiera, "al igual que ninguno de nuestros empleados ha resultado positivo en la infección".

“Dada la dinámica incierta de la evolución del brote, es imposible predecir el impacto final que puede tener en el mercado financiero y la economía global y, en consecuencia, en nuestro negocio. De esta manera, continuaremos evaluando continuamente los impactos en nuestras operaciones y situación financiera”, reforzó.