Sao Paulo. Los analistas de Morgan Stanley elevaron la recomendación de las acciones de Vale negociadas en Nueva York a 'sobreponderada', argumentando que las acciones son "demasiado baratas para ignorarlas", según un informe de clientes publicado este martes.

"Estimamos que las acciones de Vale ahora descuentan por completo todos los pasivos potenciales relacionados con el colapso de la represa Brumadinho", dice el informe firmado por Carlos De Alba, Eduardo R. Bordalo y Jens Spiess.

También mencionaron las expectativas de una fuerte generación de flujo de caja y mejores prácticas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) entre los factores para la mejora en la recomendación, además del pronóstico de reanudación de dividendos en la segunda mitad del año.

El equipo de Morgan Stanley también restableció un precio objetivo para los recibos de depósitos estadounidenses (ADR) de la compañía minera en US$13,50, citando un escenario de referencia en el que Vale pagaría US$7.000 millones relacionados con los desastres de Brumadinho y Samarco entre 2020 y 2022.

El día anterior, los ADR de Vale cerraron en US$10,27. En Brasil, las acciones ordinarias de la compañía finalizaron este lunes a 46,36 reales.

En 2019, la compañía minera tuvo una pérdida neta de US$1.680 millones, en comparación con una ganancia neta de US$6.860 millones en 2018, principalmente debido a provisiones y gastos relacionados con el desastre en Brumadinho y la empresa conjunta Samarco.

En una conferencia telefónica sobre los resultados, Vale dijo que podría hacer una provisión adicional de US$1 millón a US$2 millones relacionados con Brumadinho (MG).

En la ocasión, los ejecutivos de la compañía también declararon que Vale está trabajando para reanudar los pagos de dividendos, suspendidos tras la ruptura de la presa en Brumadinho, y que existe un consenso de que la política de remuneración de los accionistas, cuando se reanude, mantendrá los patrones anteriores .