Pasar al contenido principal
Pilotos mexicanos rechazan propuesta alterna de reducción costos en negociación con Aeroméxico
Lunes, Enero 4, 2021 - 07:31

La firma, que restringió sensiblemente sus operaciones en el 2020 debido al desplome de la demanda de viajeros, había informado la semana pasada que había llegado acuerdos con dos sindicatos, pero que continuaba en pláticas con los de sobrecargos y pilotos.

Ciudad de México. Los pilotos mexicanos rechazaron una propuesta alterna de reducción de costos de su propio sindicato en medio de las negociaciones laborales con Grupo Aeroméxico para que la principal línea aérea del país acceda a fondos en el marco de su reestructura financiera, dijo la asociación gremial.

Golpeado por el impacto de la pandemia de coronavirus, Aeroméxico solicitó en junio la protección por bancarrota del Capítulo 11 en un tribunal de Estados Unidos y está tratando de asegurar un segundo tramo de financiamiento.

En un comunicado, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) de México informó que rechazó por mayoría "la propuesta alterna que había preparado el sindicato para apoyar el proceso de reestructura de las aerolíneas de Grupo Aeroméxico".

La firma, que al igual que muchas otras líneas aéreas en el mundo, restringió sensiblemente sus operaciones en el 2020 debido al desplome de la demanda de viajeros, dijo el martes que había llegado acuerdos con dos sindicatos, pero que continuaba en pláticas con los de sobrecargos y pilotos.

"En ASPA estamos conscientes de la necesidad que exige la coyuntura actual para cuidar nuestra fuente de empleo; no obstante, las acciones y decisiones que ha tomado (...) Grupo Aeroméxico en los últimos meses suscitaron incertidumbre y desconfianza en la planta de pilotos", dijo el secretario general del sindicato, Rafael Díaz, citado en el comunicado.

La compañía solicitó permiso en noviembre a un tribunal de quiebras estadounidense para despedir a 1.830 empleados, incluidos 855 trabajadores sindicalizados.

En octubre Aeroméxico había obtenido la aprobación definitiva a su solicitud de financiamiento preferencial y garantizado (DIP, por sus siglas en inglés) por hasta US$1.000 millones, en medio del proceso de reestructura financiera.

Países

Autores

Reuters