Ciudad de México. La gigante Newmont Goldcorp informó que está lista para reanudar negociaciones con manifestantes que mantienen cerrados los accesos a la mina mexicana Peñasquito tan pronto como sea levantado el bloqueo que calificó de "ilegal".

La firma aseguró que el bloqueo que mantiene suspendidas las operaciones de la instalación desde mediados de septiembre es una medida de presión impulsada por un pequeño grupo que busca asegurar millones de dólares en ganancias financieras personales.

"Cuando se reanudó el bloqueo el 14 de septiembre, Minera Peñasquito ya había aceptado todas las inversiones sociales y de agua durante la negociación", agregó la firma en un comunicado.

El principal productor mundial de oro había ofrecido US$25 millones en inversiones comunitarias y tarifas de alquiler de tierras para resolver el conflicto la semana pasada, pero los activistas dijeron que no estaban satisfechos.

Newmont Goldcorp dijo que como resultado del bloqueo, más de 6.000 empleados y al menos 20.000 familias que dependen de la mina tienen sus ingresos y negocios afectados.

Penasquito representa aproximadamente el 17% del valor neto de los activos de Newmont Goldcorp, según una estimación de Scotiabank de principios de este año.

La mina era parte de la cartera de Goldcorp, cuya adquisición por parte de Newmont se completó en abril para formar el mayor productor de oro del mundo.