Ciudad de México. El Grupo Nissan de América del Norte anunció este jueves un ajuste en sus niveles de producción en dos plantas que tiene en México, que se traducirá en el despido de cerca de 1.000 trabajadores.

En un comunicado, la automotriz japonesa destacó "las retadoras condiciones de mercado en México" para justificar los ajustes en sus plantas de Cuernavaca y Aguascalientes.

"Como parte de estos ajustes, aproximadamente 1.000 empleados en dichas plantas cerrarán su proceso laboral con la empresa", destacó Nissan.

A partir de esta semana y hasta marzo del 2019, Nissan Mexicana despedirá a 1.000 empleados, como parte del ajuste en su producción en las plantas de Aguascalientes 1 y 2 y Cuernavaca, derivado de las condiciones “retadoras” del mercado interno.

Herman Morfin, director de Comunicación de Nissan Mexicana, explicó que Compas, la tercera planta en Aguascalientes que recién arrancó operaciones, no tendrá impacto con el ajuste de personal.

La compañía confirmó la necesidad de tomar esta difícil decisión dada la baja que ha sufrido la industria automotriz mexicana, resultado de diversos factores externos incluyendo incrementos en costos de materias primas, entre otros.

Sin embargo, Nissan Mexicana confirmó su compromiso en Aguascalientes, Morelos y en nuestro país, donde se han integrado inversiones por más de US$5.000 millones en los últimos años y donde existe una operación de manufactura establecida a través de 4 plantas, 3 de ellas ubicadas en Aguascalientes.